Pamela Anderson describe su relación con Assange como una “lucha romántica”

Por EFE domingo 4 de noviembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, Sídney (Australia).- La exestrella de la serie televisiva Baywatch (Vigilantes de la playa) Pamela Anderson describió su relación con el fundador de WikiLeaks, Julien Assange, como una “lucha romántica”, y se declaró muy cercana al australiano, de 47 años, informaron este domingo medios locales.

La actriz, de 51 años, quien ha realizado campañas en favor de Assange, es fotografiada frecuentemente entrando y saliendo de la embajada de Ecuador en Londres, donde el fundador de WikiLeaks está refugiado desde 2012.

“Quise reunirme con él porque quería preguntarle cómo podía ser una activista más efectiva y obviamente me quedé fascinada con él”, dijo Anderson en una entrevista desde su casa en el sur de Francia al canal 9 australiano.

Anderson aseguró que visita desde hace dos años a Assange y que estas citas, que duran de “tres a cuatro horas cada vez”, la dejan “exhausta” porque termina con una “pila de notas”.

Preguntada que definiera su relación con el pirata informático australiano, Anderson respondió que “queremos llamarla una lucha romántica” en la que no se toman de las manos.

“No tenemos una relación romántica como esa, pero me siento muy cercana a él. Y me siento más cercana a él que otras personas que tengo y él confía en mí”, declaró.

Anderson también pidió al primer ministro australiano, Scott Morrison, que intervenga en el caso de Assange y permita su regreso a Australia.

“Devuélvale el pasaporte y llévelo a Australia y siéntase orgulloso de él. Y hágale un desfile cuando regrese a casa”, dijo Anderson.

Morrison rechazó la petición e insistió en que “nuestra posición (respecto a Assange) no ha cambiado”, en declaraciones a la emisora Hot Tomato FM citadas por la agencia local AAP.

“Tengo muchos amigos que me han pedido si pueden ser mis enviados especiales para solucionar estos asuntos con Pamela Anderson”, bromeó el mandatario australiano.

Assange no ha abandonado la pequeña legación diplomática desde 2012 por temor a que las autoridades británicas lo deporten a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la difusión desde 2010 de numerosos documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

El fundador de WikiLeaks obtuvo el asilo de Ecuador después de que fracasara el proceso legal en el Reino Unido para impedir su extradición a Suecia, que desde 2010 le requería por presuntos delitos sexuales, una causa que finalmente fue archivada.

Assange combatió esa extradición porque temía que Suecia le entregara a EEUU, a cuyo Gobierno abochornó al publicar en 2010 miles de cables diplomáticos que pusieron en evidencia a países de todo el mundo.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar