829-917-7231 | 809-866-3480

Palabras necias… oído sordo. Siga señor presidente… con cautela

Por Yovanny Almonte Martes 28 de Febrero, 2017

El presidente de la República habló a la nación este 27 de Febrero al conmemorase el 173 aniversario de la independencia de la República Dominicana, cumplió con su deber de mandatario según consagra la Constitución, ante todos sus electores y no electores.

Rindió sus cuentas al país, enumeró cada uno de los logros alcanzado en esto cinco años de gestión gubernamental, y complació a aquellos que querían oír y referirse a los temas de corrupción que abaten a la sociedad dominicana. Blancos, negros, mulatos y mestizos lo escucharon.

Algunos dicen que habló como un estadista, pensando en las futuras generaciones y no en las próximas elecciones, mientras que otros lo tildaron de más de lo mismo.

Pero como dijo Amelia Earhart, aviadora estadounidense “La manera más efectiva de hacerlo, es hacerlo” y el presidente Danilo Medina lo esta haciendo, con tropiezos, altas y bajas, pero lo esta haciendo.

Hoy contamos con una Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911 que ha salvado miles de vidas en el Gran Santo Domingo, y Haina y que ahora se expande a Santiago, San Cristóbal, Puerto Plata, Sosua e Imbert.

El presidente puso los oídos en el pueblo y a partir de este mes de Marzo los policías que trabajan, patrullan y cuidan los ciudadanos recibirán un aumento del más de un 100%. Subiendo así la moral de los miembros del orden público.

Pero los policías y guardias no serán los únicos beneficiados, también lo serán los más de 45 mil ciudadanos que cambiaran sus vidas con el proyecto de viviendas que conlleva un nuevo diseño y trazado de los barrios de la Ciénaga, y los Guandules.

Estas transformaciones valen más que el dinero, esto es calidad de vida. Es pasar de la nada a la visibilidad. Estos barrios son telarañas y dentro de poco tendrán todos los beneficios que el Estado provee a sus ciudadanos.

Pero tenemos que referirnos a uno de los temas más espinosos y que cambiará significativamente la vida de todos los dominicanos.

El complicado tema del tránsito en la República Dominicana, que parecería que no tiene solución y dónde el presidente Danilo Medina hizo énfasis y lo denominó la “revolución” en el transporte urbano.

 

El jefe de Estado habló que es prioridad dotar al país de un sistema de transporte moderno, seguro y a precios razonables.

 

En pocas palabras, que las rutas urbanas se transformarán en corredores de autobuses expresos con paso priorizado a través de carriles exclusivos y semáforos inteligentes, sustituyendo así a cerca de 19,000 carros de “concho”.

Esto representará un aumento en la calidad de vida del dominicano, no solo los de a pie, sino también el que posee un vehículo propio que llegara mas rápido a su lugar de trabajo y ahorrará combustible.

Un cambio en el transporte representa un aumento de salario por el orden del 30% sin hablar del factor tiempo que siempre decimos que vale más que el dinero.

Pero hay sectores que insisten en colocarse tapones en los oídos para no escuchar, y a esos sectores el presidente Danilo Medina tiene que bajarle los vidrios.

Las transformaciones que hoy exhibe Taiwán constaron lagrimas y sacrificios. Si los dominicanos queremos una transformación debemos trabajar y sacrificarnos para construirla. No creer que podemos alcanzar los sueños de la noche a la mañana, eso sólo pasa en las películas y está es la vida real.

Señor Presidente nadie es perfecto, y sabemos que los aportes en materia educativa que ejecuta su gobierno pronto comenzaran a rendir sus frutos, en las áreas verdaderamente tangibles que espera la población, que es en la calidad de la enseñanza.

Siga apostando a la transformación de la República Dominicana y a palabras necias oído sordo. Y como dijo Steve Jobs “Mi trabajo no es ser agradable con la gente. Mi trabajo es tomar a estas grandes personas y empujarlas a ser aún mejores”.