Pakistán sigue la estela de China con inversión de 73.000 millones de dólares

Por EFE lunes 18 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, ISLAMABAD.- Pakistán aspira a seguir los pasos del desarrollo de China y la estela del “milagro económico” de ese país con unas inversiones del gigante asiático que ya alcanzan los 73.000 millones de dólares en el millonario proyecto de infraestructuras chino-paquistaní.

“Debemos seguir los pasos de China, debemos seguir el milagro económico chino”, afirmó hoy el ministro paquistaní de Planificación, Desarrollo y Reformas, Ahsan Iqbal, durante la presentación del plan a largo plazo del Corredor Económico China-Pakistán (CPEC).

El proyecto es una ruta comercial que conectará la ciudad de Kasghar, en la provincia noroccidental china de Xinjiang, con el puerto paquistaní de Gwadar (suroeste), en Baluchistán, proporcionando al gigante chino una puerta al mar Arábigo.

Iqbal resaltó que las inversiones en el CPEC, proyecto que se firmó en 2013 y se puso en marcha en 2015 con una inversión inicial de 46.000 millones de dólares, alcanzan ya los 73.000 millones, la gran parte en proyectos energéticos y de infraestructuras.

El CPEC establece los planes de desarrollo de Pakistán hasta 2030, cuando aspira a convertirse en una de las 20 mayores economías del mundo gracias a la construcción de infraestructuras y el desarrollo del turismo, la industria y la tecnología.

El proyecto presentado hoy no explica proyectos concretos para alcanzar ese objetivo, aunque subraya el ejemplo chino.

“Tenemos que aprender de China. Como con su estabilidad política, con su solidaridad social, armonía y con sus medidas económicas se ha convertido en una historia de éxito”, remarcó Iqbal.

El ministro subrayó que el proyecto es “una oportunidad para Pakistán para a unirse a China en un destino y una prosperidad compartida” y no regateó halagos para los líderes chinos, como Deng Xiaoping, a quien calificó como uno de sus políticos “preferidos”.

El país asiático completará en los próximos meses la inauguración de 11 plantas de carbón, tres hidroeléctricas, cuatro plantas solares y tres eólicas que aportarán 11.000 megavatios, todas financiadas con inversiones chinas.

Estos proyectos están ayudando al país de 207 millones de habitantes a solventar su crónica falta de energía, que entorpece a la industria y ralentiza el crecimiento económico.

Apple Store Google Play
Continuar