Padres joven asesinado piden incluir expediente 5 agentes militares

Por Lunes 20 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Primer Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, conocerá la medida de revisión obligatorio, al raso del Ejercito Nacional, Raidel Montilla de los Santos, único preso, de seis, implicados en el asesinato del joven Rene Antonio Moya Rojas de 25 años de edad, durante una persecución policial en el Malecón de esta Capital.

La familia Rojas Moya, en rueda de prensa este lunes, frente al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, denunciaron que hace dos meses “una patrulla de militares y policías ejecutaron a su hijo Rene Antonio Moya Rojas, y ninguna autoridad competente asume la responsabilidad de ese vil asesinato”.

Narro la madre, María Antonia Rojas que en medio de un llanto inconsolable que su hijo fue asesinado de un balazo por una patrulla la noche del 18 de noviembre cuando estaba junto a su novia en el interior de su vehículo, frente a la Torre Washington, en las inmediaciones del sector El Cacique de la Capital, en el Malecón.

“Mi hijo solo tenía cuatro meses que había llegado de Slovenia, Europa del Este, para trabajar con su padre, luego de tantos sacrificios para preparlo y lo reciben quitándole la vida, los policías saben muy bien quienes son los delincuentes, a quienes ellos no le hacen nada, porque viven de los delincuentes y a los jóvenes sanos , si le hacen daño quitándole la vida como hicieron con mi hijo”, decía en medio de sollozos la madre atribulada de Rene Antonio Moya Rojas, quien la noche de su muerte andaba con su novia.

El padre Rene Moya , relato que la familia se siente atropellada por la violenta acción perpetrada por militares y policías que patrullaban la zona , lamentando que la Fiscalía del Distrito no haya colaborado para que esos agentes “gatillos alegres” sean traducidos a la justicia, limitándose solo a mantener en prisión al raso Raidel Montilla de los Santos.

Moya, identifica a los cabos de la Policía Nacional Carlos Manuel Contreras Sánchez, Santo Bolívar Rojas Ogando, así como los rasos Kelvin David Gómez Alcántara y Gilberto Marte Ozuna; rasos del ejercito Sandi Martínez Cruceta y Raidel Montilla de los Santos como los supuestos culpables de la muerte de su hijo.

“Seis participan y la Fiscalía solo prepara un solo expediente, yo entiendo que los demás tienen tanta culpa, hoy mi hijo lo mando a preparar fuera del país, cuando viene ayudarme a trabajar le quitan la vida, y a la juventud les exhorto a que investiguen que es lo que queda de este país, esto es un desastre, ya no es país, los verdaderos delincuentes comparten con las autoridades, y un joven inocente, que luchamos para capacitarlo cuando termina sus estudios en Europa, lo matan”.

Piden a la Fiscalia del Distrito Nacional incluir en el expediente, bajo los mismos cargos a los cinco militares y policías que actuaron en el hecho y que formaron parte de esa supuesta ejecución de su hijo, expreso Rene Moya, padre de la víctima.

El joven Rene Antonio Moya Rojas, se graduó de licenciado en Economía, en el Slovenia, fue asesinado por Raidel de los Santos con un fusil M-16, calibre 5.6, quien en medio de un arresto le propino el disparo que le causó la muerte, previo a este ser perseguido por la patrulla militar al ser advertido en el Malecón junto a su novia parados frente a la Torre Washington.

De acuerdo a la versión dada por el Ministerio Publico, el 18 de noviembre, a las 9:40 de la noche, el joven Rene Antonio Moya Rojas, estaba estacionado en el Malecón, frente a la Torre Washington con su novia, con quien se estaba besando y llego la patrulla que comenzó a “enfocarlo con linternas y hacerle fotografía”, por lo que pidió a los agentes no hacerlo y ante la insistencia de los agentes de que se detuviera, procedió acelerar su yipeta Ford Escape, llegando a la calle Segunda del Sector El Cacique la cual no tiene salida y al bajarse inicio una discusión entre los patrulleros y el occiso que termino con el disparo hecho supuestamente por Raidel”.

La Oficina de Atención Permanente, impuso una medida de coerción de tres meses y revisión este miércoles 22 de febrero a las 9:00 de la mañana.

Por Lilliam Mateo