Padres de menor malograda denuncian fallas en la investigación y piden justicia

Por Ling Almánzar jueves 18 de agosto, 2022

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los padres de la menor Mayelin Gómez Encarnación, fallecida el año pasado en circunstancias aún no esclarecidas, están denunciando descuidos en la investigación y piden que haya justicia contra los culpables de la muerte de su hija.

Mediante contacto telefónico, el padre de Mayelin, Mártires Gómez, dice que desde el principio los implicados en el hecho contaminaron la escena del crimen y la fiscal que llevaba el caso no actuó bien al dejar en libertad al artista El Crok y los demás involucrados.

El hecho trágico sucedió en julio de 2021, cuando Mayelin fue llevada por su tía Carola, hermana de su madre Marilanda, a un apartamento en Los Corales, San Isidro, Santo Domingo Este.

Mártires le había prohibido a su hija visitar ese apartamento, y le negaba el permiso cada vez que Carola se lo pedía para llevarse a Mayelin.

Ese día, Carola se apareció en un carro blanco cuando Mayelin, de apenas 17 años, estaba atendiendo a su hermanito más pequeñito, recién nacido entonces. Se la llevó a pesar de las prohibiciones severas del padre.

Cuando Mártires y Marilanda llegaron a la casa, después de trabajar, encontraron que Mayelin no estaba: se la habían llevado a hacer coro. Pero esa desobediencia conduciría a su trágico final.

En el apartamento esperaban Darioli y Dorca, hermanas de Carola y tías de Mayelin. Esta menor ya había estado en ese apartamento, cuando tiempo atrás pasó allí unas vacaciones de 15 días. Pero desde que regresó, Mártires le prohibió volver. Al padre no le gustaba lo que pasaba en ese lugar.

De hecho, Mártires no sabía que su hija tenía amoríos con Michael, enllave de El Crok y el único que está preso por el caso.

La tragedia pasó y no está clara todavía, a pesar del tiempo transcurrido. En efecto, Mayelin subió al apartamento y empezaron a tomar bebidas alcohólicas. Cuando llegaron El Crok y su panita Michael, el bonche se aceleró: ya no solo tomaban alcohol, sino también drogas.

A la menor le dieron droga y la aceleraron.

Ella, acaso presintiendo lo peor, alborotada por lo que estaba pasando, bajó del apartamento y subió a recoger su ropa, pero no la dejaron volver a bajar. De allí volvería a bajar, pero muerta. La tragedia se acercaba con siniestra velocidad.

Pasaron la madrugada bebiendo y metiendo. Entonces Michael, el novio de Mayelin, fue el último que estuvo con ella.

Lo cierto fue que la menor apareció desangrada y con un agujero en el cuello. A las 6 de la mañana la llevaron a un centro médico. Un vecino tuvo la encomienda de hacerlo, pero esa persona ni siquiera ha sido llamada a declarar.

Al hecho siniestro siguió la contaminación burda de la escena criminal. Darioli, tía de la menor ultimada, puso manos a la obra y limpió todo. Cuando la fiscal llegó, no encontró más que un apartamento rebrillado y cuidadosamente acicalado, para así borrar las huellas del delito. Montaron una farsa para esto.

Hubo otras inconductas sospechosas. Según Mártires Gómez, la fiscal actuante, Katiusca Serulle, ordenó la liberación inmediata de todos los involucrados: solo unas horas pasaron detenidos.

El Inacif le pidió a los padres una muestra de sangre de cada uno.

Mártires dice que Dorca le dijo que no bebió y que sabe todo, pero no se atreve a decirlo. Por eso, por saberlo todo, también está siendo acusada junto al grupo.

El 15 de septiembre habrá audiencia contra Michael, el único que está preso por el hecho.

Apple Store Google Play
Continuar