Packers-Falcons, duelo de ofensivas por el cetro de la NFC

Por Carlos Luis Baron Martes 17 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, FLOWERY BRANCH, Georgia, EE.UU. (AP) — Las potentes ofensivas de los Falcons y los Packers podrían brindar este domingo un espectáculo digno del adiós al Georgia Dome, en el partido por el título de la Conferencia Nacional.

Atlanta fue el equipo que más puntos anotó en la campaña. Aun así, los Falcons están conscientes de que no será fácil seguir el ritmo que imponga Green Bay, encabezado por el quarterback Aaron Rodgers.

"Es obvio, tienen a un quarterback sobresaliente", dijo el martes Jake Matthews, tackle izquierdo de los Falcons. "Hemos jugado contra muchos buenos equipos con grandes quarterbacks… Sin importar lo que se requiera, tendremos que hacer muchos puntos".

Matthews reveló que en su mensaje semanal, el coordinador ofensivo Kyle Shanahan les dijo a los jugadores "no sé si vamos a tener que ganar 6-3 o 40-37".

Ese segundo marcador parece más probable, en parte porque las defensivas de Atlanta y los Packers no lucen muy sólidas.

Será el último encuentro de los Falcons en el Georgia Dome, cuya demolición está programada para el receso previo a la próxima temporada. Atlanta se mudará la próxima campaña al Mercedes-Benz Stadium, un inmueble de 1.500 millones de dólares.

En la temporada regular, los Falcons y los Packers ocuparon respectivamente el 28vo y el 31er puesto en defensa contra el pase. Atlanta permitió 25,4 puntos por partido para ocupar el 27mo sitio, mientras que Green Bay fue 21ro con 24,2.

Pero la ofensiva de los Falcons lideró la NFL, al producir 33,8 puntos por encuentro.

Nick Perry, linebacker de Green Bay, dijo que la meta será impedir grandes jugadas del rival.

"Son muy explosivos", destacó. "Tras analizar los videos, tenemos que asegurarnos de no permitir esas jugadas explosivas. Todos buscan eso. Ellos son buenos en lo que hacen. Tenemos que mirar los videos y trabajar para impedir en lo posible que estos tipos exploten".

Los Falcons avanzaron a la final de conferencia con una victoria por 36-20 sobre Seattle, el sábado. También Green Bay salió adelante gracias a su ataque, al imponerse el domingo 34-31 a Dallas.

Pese a los cuestionamientos que se hacen a su defensa, Atlanta permitió menos de 20 puntos en cuatro de sus últimos seis compromisos de la temporada regular.

Pero ninguno de esos partidos fue contra Rodgers. En sus últimos tres duelos, los Falcons tuvieron frente a sí a Russell Wilson, Cam Newton y Drew Brees.

El ataque de los Falcons es guiado por Matt Bryan, candidato al Jugador Más Valioso del año. El mariscal de campo fue segundo de la NFL en yardas por envío y en pases de anotación.

Asimismo, el ataque de Atlanta tiene variantes. Ryan impuso un récord, al lanzar pases a 13 jugadores durante la temporada. Se trata también de una ofensiva equilibrada, gracias a los corredores Devonta Freeman y Tevin Coleman.

La defensa de los Falcons suele tener por lo tanto un amplio margen de error. Pero el cornerback Jalen Collins insistió el martes en que no quiere confiar en eso.

"Uno no entra a un partido pensando en que va a permitir cientos de yardas y un montón de puntos", indicó. "Estamos ansiosos por limitar los puntos al mínimo".