OTI considera hechos en Venezuela como una grave amenaza para el ejercicio del periodismo

Por admin Sábado 1 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, MEXICO.- La Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) como parte de sus compromisos con la sociedad y la industria que representa en los países que participa, defiende la libertad de expresión, como uno de los derechos humanos más relevantes para construir y consolidar sus sistemas democráticos.

Hoy, la OTI se pronuncia contra lo que sucedió en la ciudad de Caracas, Venezuela, donde Elyangélica González, corresponsal de W Radio México (Televisa/PRISA), de W Radio Colombia y Caracol Radio (PRISA) y UNIVISIÓN fue agredida mientras cumplía con sus funciones de comunicadora, por una decena de agentes armados de la Guardia Nacional Bolivariana cuando transmitía en vivo una manifestación de un grupo de estudiantes contra la decisión del Tribunal de Justicia de asumir las competencias del Poder Legislativo.

Ante estos hechos, la OTI, que está vinculada a la Organización de Estados Americanos en materia de derechos humanos, donde se incluye a los grupos más vulnerables de la sociedad, considera que este hecho es una grave amenaza para el ejercicio libre del periodismo no solo a nivel global, sino también en nuestra región.

La OTI pide que cesen las agresiones contra periodistas y reitera su compromiso con la promoción y defensa de la libertad de expresión por lo que seguirá de cerca éste y cualquier otro hecho que genere censura en los medios de comunicación.

Acerca de la OTI

La Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) es un espacio de colaboración, diálogo, reflexión y acción para que las principales empresas de contenidos y de telecomunicaciones de la región iberoamericana y Estados Unidos, contribuyan a promover el desarrollo de contenidos audiovisuales y el acceso a servicios de conectividad en cada uno de los países y mercados en los que éstas participan. La importancia de esta asociación que aglutina de manera conjunta audiencias y consumidores por cerca de 500 millones de personas e ingresos anuales de más de 127 mil millones de dólares obedece a que las comunicaciones viven una impresionante y constante evolución.