Oposición venezolana deja vacía la silla en el debate por la constituyente

Por El Nuevo Diario lunes 8 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, Caracas.- La alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dejó plantado al Gobierno de Nicolás Maduro en el inicio del debate de la convocatoria del proceso constituyente en el país, con una larga jornada de protestas y enfrentamientos en las calles como telón de fondo.

Los opositores expusieron su negativa a asistir a la reunión, celebrada en el palacio presidencial de Miraflores, en una carta en la que califican el encuentro de "ilegítimo e inconstitucional" toda vez que, aseguran, la convocatoria a un proceso constituyente debe someterse antes a un referendo consultivo, según su interpretación de la Carta Magna.

"Los Poderes que tienen la iniciativa de convocatoria, deberán obligatoriamente consultar al ciudadano a través de referendo", señala la misiva dirigida al oficialista Elías Jaua, presidente de la comisión presidencial creada por el presidente Nicolás Maduro para crear las bases de la propuesta que pretende refundar el Estado y crear un nuevo ordenamiento jurídico.

Sin embargo, con la silla que correspondía a la plataforma MUD vacía, la propuesta fue debatida entre los miembros de la comisión y la presencia de otras 17 agrupaciones políticas, varias de ellas afectas al oficialismo.

La mayoría se mostró partidaria del proceso, salvo el partido Movimiento al Socialismo (MAS), que acudió a la reunión para participar allí su rechazo a la convocatoria.

"Las desmedidas apetencias de poder, unos por conservarlo y otros por alcanzarlo, han llevado a perder la sindéresis en el manejo de la política, tanto en el Gobierno como en la MUD ", dijo Segundo Melendez, vocero del MAS, una agrupación pequeña que ha sido disidente del chavismo y de la MUD.

El MAS consideró además que el clima de tensión en el que está sumergido el país "es el peor escenario" para desarrollar un proceso de esta magnitud.

"Una constituyente convocada en el contexto actual, lejos de servir para construir la paz, podría hundirnos más en la violencia fratricida", dijo.

Críticas similares lanzó el partido Bandera Roja, que apuntó que si el proceso es para "aniquilar al contrario" este no será una constituyente sino "una habladera entre sordos".

Por su parte, el jefe de la comisión presidencial aseguró que las puertas seguirán abiertas para quienes quieran ir "a escuchar de primera mano y de manera oficial" los argumentos del Ejecutivo.

Jaua explicó los nueve "propósitos" de esta Constituyente que inicia con "la paz como necesidad y anhelo de la nación", "el perfeccionamiento del sistema económico nacional" y la "constitucionalización" de los programas sociales "con un sistema de protección que sea irreversible" para el pueblo.

Busca también ampliar las competencias del sistema de justicia para "erradicar la impunidad", "la constitucionalización de las nuevas formas de la democracia participativa y protagónica", y "la defensa de la soberanía y la integridad de la nación y protección contra el intervencionismo extranjero".

Además, agregó "la reivindicación del carácter pluricultural" del país, "la inclusión de un capítulo de los derechos de la juventud" y "la preservación de la vida en el planeta que es el desarrollo de los derechos a la naturaleza".

El debate se celebró mientras en las calles de Caracas se desarrollaban enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y los opositores convocados por la MUD para tratar de entregar a Jaua un documento en rechazo a la constituyente en su despacho, en el Ministerio de Educación.

El delegado presidencial desestimó los fines de la protesta opositora para entregar el documento, y se refirió a esta "como un pretexto más para la generación de violencia", ya que era público que él estaría hoy en el Palacio de Miraflores en el debate por la constituyente, y no en su despacho en el ministerio.

Hizo frente a los argumentos de los opositores para rechazar la constituyente por la ausencia de un referendo consultivo, explicando que la norma no habla de ninguna consulta.

Jaua se remitió a un debate sobre este aspecto cuando la Carta Magna vigente fue elaborada por el proceso constituyente de 1999, y rememoró la discusión en la que los constituyentes de entonces votaron en contra de un referendo previo a la consulta.

Los líderes opositores han pedido a sus partidarios resistir en las calles con una serie de manifestaciones en varias ciudades del país y varios puntos de la capital venezolana, pese a los centenares de personas afectadas durante esas convocatorias.

Con el de hoy, la oposición venezolana suma 38 días en protestas contra el Gobierno con una agenda de movilizaciones en la capital de la nación y en el interior del país, algunas que han degenerado en focos de violencia.

La ola de protestas que se inició el 1 de abril a favor y en contra del Gobierno, ha dejado un saldo de 37 muertos y centenares de heridos. EFE