Oposición pide a venezolanos organizarse el sábado contra comicios de mayo

Por Ramon Raposo viernes 16 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, CARACAS.- El opositor Frente Amplio Venezuela Libre reiteró hoy su llamado a los ciudadanos a organizarse en asambleas de calle durante el sábado como parte de la lucha por “conquistar la democracia” y en rechazo a las elecciones presidenciales y de consejos legislativos del 20 de mayo.

“Este sábado 17 de marzo, el Frente Amplio Venezuela Libre realizará asambleas ciudadanas en todo el país para rechazar el fraude electoral presidencial convocado para el 20 de mayo y exigir elecciones libres, justas y transparentes”, recordó la organización en un comunicado.

El movimiento opositor indicó que a través de estas asambleas la ciudadanía podrá “organizarse desde cada uno de sus sectores y debatir las propuestas de cara a la lucha por conquistar la democracia”.

Estas asambleas, que son una forma de protesta “cívica” y “pacífica”, estarán lideradas en cada estado por los distintos activistas del Frente, que está conformado por la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), empresarios, religiosos, académicos, estudiantes, chavistas disidentes y otros.

En Caracas habrá una asamblea por cada uno de los municipios que tiene la capital venezolana y las actividades en el interior del país serán informadas a través de las redes sociales.

Como parte de esta actividad el Frente también ha llamado a los venezolanos que se encuentran fuera de su país “a ejercer una acción de protesta”.

Según dijo hoy la diputada opositora Marialbert Barrios en declaraciones a los periodistas, el Frente continuará realizando más actividades para “hacer presión pero (…) con la responsabilidad de todos los venezolanos“.

El Frente Amplio Venezuela Libre rechaza la convocatoria a las elecciones de mayo por considerarlas un “fraude electoral” y ha pedido a la Organización de Naciones Unidas, incluso, que rechace la solicitud del Gobierno de Nicolás Maduro y del candidato presidencial Henri Falcón de observar las elecciones.

Falcón, que viajó esta semana a Nueva York para reiterar este pedido a la ONU, aseguró hoy que la misión de observación que ha solicitado ante las Naciones Unidas incluye una de “evaluación” que determine la viabilidad de las elecciones.

“La misión de evaluación debe determinar si existen las condiciones básicas para un proceso legítimo y verdaderamente democrático”, dijo Falcón en Caracas en una rueda de prensa a su regreso de Nueva York.

El exgobernador aseguró que el embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, en representación del presidente Maduro, se comprometió a hacer públicos los resultados de ese informe en caso de que la misión visite el país.

Manifestó desconocer si la misma será enviada y prefirió no adelantarse a escenarios, al ser consultado sobre si estaría dispuesto a retirarse en caso de que la ONU rechazara participar en el proceso.

Esta visita de Falcón fue criticada por la dirigente opositora María Corina Machado, quien aseguró que “es inconcebible que un venezolano salga afuera y no le plantee a la comunidad internacional” la situación de crisis del país.

“La única visita que deben hacer la ONU, la OEA (…) los organismos internacionales es a las cárceles, a las mazmorras de las dictadura”, apuntó.

Entretanto y en medio de esta situación, también se conoció hoy la investigación que realiza la Justicia venezolana a supuestos planes de rebelión contra el Gobierno que estarían gestándose dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y por los que se han detenido a una decena de militares en las últimas semanas.

Fuentes cercanas al caso aseguraron a Efe que los nueve oficiales detenidos el pasado 2 de marzo están siendo vinculados con un “plan de desestabilización” por lo que les fueron imputados los delitos de traición a la patria, instigación a la rebelión y actuar contra el decoro militar.

La abogada Lilia Camejo, defensora de seis de estos nueve señalados, dijo a Efe que a los militares los detuvieron cuando estaban en sus puestos de trabajo y dos de ellos fueron “bastante maltratados”, según pudo corroborar ella misma el día de la audiencia de presentación pues tenían “laceraciones en las manos”.

Camejo dijo que en total unos 90 militares han sido detenidos desde 2014 y posteriormente acusados por delitos como traición a la patria y rebelión.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar