Oposición italiana critica acogida de inmigrantes tras su violenta protesta

Por EFE Martes 3 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Roma. 3 ene (EFE).- Partidos opositores italianos criticaron hoy la acogida de inmigrantes después de que un grupo de éstos bloqueara en un centro en Cona (noreste) a varios de sus trabajadores en protesta por la muerte de una joven solicitante de asilo.

La protesta transcurrió la pasada noche y los inmigrantes llegaron a prender fuego a parte del mobiliario y a lanzar objetos, lo que obligó a 25 voluntarios a permanecer varias horas bloqueados en el interior del centro, abandonándolo de madrugada.

Los hechos se produjeron a raíz de la muerte de una mujer de 25 años procedente de Costa de Marfil a la que los médicos hallaron el lunes muerta en el centro, según informó hoy la Policía en un comunicado.

Los inmigrantes que llevaron a cabo la protesta aducen que el dispositivo de emergencia actuó con retraso.

En el lugar intervinieron las fuerzas del orden que, "tras una paciente obra de mediación", lograron sofocar la manifestación a altas horas de la madrugada.

De acuerdo a la autopsia practicada, la mujer falleció a causa de una embolia pulmonar, informaron los medios locales.

El centro acoge actualmente a 1.400 inmigrantes y se encuentra en el municipio veneciano de Cona, un pueblo que en enero de 2016 contaba con 2.985 inmigrantes.

El partido ultraderechista Liga Norte (LN), que gobierna la región de Veneto, ha denunciado "estos gravísimos hechos" y ha pedido el cierre de la instalación y la expulsión de los inmigrantes.

El líder de esta formación, Matteo Salvini, avanzó en su perfil de Facebook que de llegar al Gobierno de Italia, llevará a cabo una serie de "expulsiones en masa" y cerrará los centros de acogida.

El presidente del Véneto, Luca Zaia, escribió en Facebook que "los violentos deben ser expulsados" del país e instó al Gobierno a aplicar una política de repatriación que comience por "estos facinerosos".

En los mismos términos se manifestó el vicepresidente del Senado, Roberto Calderoli, de la LN, que ha declarado en la misma red social que "todos los solicitantes de asilo del centro de Cona deben ser expulsados inmediatamente".

"Es inconcebible que ninguno de ellos haya sido detenido o denunciado tras los gravísimos hechos de la pasada noche. ¿Pero qué señal estamos mandando a los 180.000 solicitantes de asilo que mantenemos, acogemos y viciamos?", cuestionó.

Y se respondió a si mismo: "Que en Italia se puede devastar e incendiar un centro y secuestrar a sus trabajadores sin arriesgar nada. Expulsémosles inmediatamente a todos. Demos una señal clara a esta gente antes de que sea demasiado tarde".

El senador de la conservadora Forza Italia, Maurizio Gasparri, arremetió contra "la insensata gestión de la inmigración" de los Gobiernos del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y reclamó poner fin a la operación europea "EUNavforMed".

Los partidos progresistas o de izquierdas han exigido a su vez que se investiguen estos hechos.

La diputada del PD Sara Moretto ha opinado que se debe aclarar qué ocurrió y también indagar sobre la muerte de la joven para verificar si realmente se produjo un retraso en su socorro.

El partido Izquierda Italiana enviará mañana una delegación al centro y su diputado Giovanni Paglia calificó como "bomba de relojería" la situación que se vive en el lugar, que visitó el pasado noviembre.

Italia cerró 2016 con un récord en la llegada de inmigrantes: según el Ministerio del Interior, llegaron a sus costas 181.283 personas, un 17,84 % más que en 2015 y un 7,08 % más que en 2014. EFE