Oposición incomprensible

Por Jesús M. Guerrero martes 20 de agosto, 2019

“Para desarmar el discurso tramposo hay que empezar por no ser un tramposo.” Julio Anguita

El pasado 16 de agosto se rompió el acuerdo de la Presidencia de la Cámara de Diputados, se cumplió el primer año con Yomaira Medina, el segundo con Rubén Maldonado y el tercero con Radhamés Camacho, pero al final no se cumplió con Demóstenes Martínez; quien hubiese desempeñado mejor papel al frente de la Cámara Baja en estos cuatro años. El rompimiento del pacto del 2015 es pataleo producto de que se impuso el rechazo popular ante la reforma y por tanto, la no reelección del mandatario de turno.

Pero lo incomprensible del asunto, fue la postura asumida por el supuesto partido opositor, PRM. El vocero de su bancada se pronunció en una rueda de prensa afirmando que no se inmiscuirían en la elección del Presidente de la Cámara de Diputados, que sus Diputados tendrían libertad de decisión. Solo tres legisladores del PRM votaron contra la plancha de Camacho, Faride Raful, Luis Sánchez y Frank Paulino, tal parece que esos tres entienden lo importante de la coherencia para ser opositores.

Lo mejor del caso es que Pacheco manifestó lo siguiente: “El Partido de la Liberación Dominicana tiene su situación y su diferencia de lo que ha ocurrido tradicionalmente, sobre todo cuando gran parte de los perremeísta estaban en la vieja casa, el PLD vivía metiéndose en nuestra organización, pero hoy no vamos a permitir que sean ellos quienes decidan lo que se va con el destino de esta Cámara de Diputados.”

Sin embargo, Ramón Alburquerque publico el siguiente twett, cito: “La dirección del PRM discutió con los diputados de las dos corrientes el miércoles de 10 am-1 pm, lo que le conviene a su triunfo del 2020, que es causar la división definitiva del PLD, por eso favoreció a Camacho como línea política trazada por la mayoría.”

Evidenciando que fue una componenda para beneficiar al partido de gobierno y más cuando es el propio Alburquerque uno de tres altos dirigentes del PRM que es beneficiado por una contrata de la CDEEE. Como también parecería ser que los Diputados que votaron a favor de la plancha de Camacho; es decir, el PRM acordó apoyar la plancha del gobierno de turno. Además de ser un obstáculo para unificar a la oposición, el PRM está arrodillado ante el poder de turno y lo vienen demostrando en la Cámara de Diputados desde la aprobación de la Ley de Partidos, con la cual dinamitaron el naciente bloque opositor, por eso vemos que los partidos emergentes han pactado dentro la coalición Juntos Podemos y los disidentes del PLD, entre ellos sacando al PRM de la ecuación electoral.

El PRM no comprende que el fin justifica los medios, pero la discreción va de la mano en política. Han dejado al descubierto su plan de juego y eso es encaminarse a la derrota y expuestos ante la ciudadanía. Han tratado de capitalizar las supuestas divisiones del PLD desde el 2007 hasta la fecha y el resultado ha sido el mismo, derrota electoral porque desde el PRD al PRM nunca han exhibido un plan de trabajo ni estrategia.

El Diputado reformista, Pedro Botello tomo un turno en los debates del 16 de agosto pasado y expreso que la oposición debía presentar una plancha conjunta y vocifero: “Si aquí hay oposición.” Y más cuando  de los Diputados del PRM que votaron hay dos con situaciones un tanto complicadas y explicaría su genuflexión ante el gobierno y su espalda a la coherencia política, uno con la situación judicial de que es acusado de abusos de menores y otro que su padre defiende su libertad en el proceso de Odebrecht. Vaya a usted a saber si hipotecaron sus cabezas, tal cual el cuento de Bosch, La Mancha Indeleble.

Cito dos twetts de Esquea Guerrero: “La oposición debió presentar un candidato a la presidencia de la Cámara aunque perdiera. Eso habría demostrado su espíritu de lucha y el que hoy la acusen de complicidad con Danilo.

La política debe hacerse contemplando todas las variables.” y “Decir que deliberadamente se asume una posición para propiciar la división de otro partido es “una falta de lealtad en el debate” y el reconocimiento de su propia debilidad.” Por eso entiendo la comparación que hizo un reconocido periodista vinculado al PRM, al plantear que ese partido es como ciego camino al poder que no cuenta ni con un perro guía ni un familiar que lo lleve a su destino.

El PRM demostró que no es un partido político, sino más bien un accidente histórico. Que es manejado como una sociedad comercial, en la cual los 2 accionistas mayoritarios luchan por los beneficios y control total de las cuotas sociales. Su agenda política no es democrática, ni de la ciudadanía y mucho menos de oposición.

Esa es la realidad. Su complicidad daña al país, daña el ejercicio político y deja en certidumbre que no hay diferencias entre el accionar político de Hipólito Mejía, Miguel Vargas y Luis Abinader, son tres mercaderes de las dadivas del juego “democrático” y ya no hay velo que lo oculte.

Primero argumentan que no se entrometerán en la situación del PLD, pero queda demostrado que ese es plan. Pero, ahora se justifican torpemente alegando que el oficialismo siempre los ha dividido a ellos. Pero desde que eran el PRD, antes de llegar al país ya se habían tenido la crisis de Bosch y Jimenes Grullon y al arribar al país ajusticiado Trujillo, expulsaron a Nicolás Silfa, renunció Ramón Castillo, luego la crisis de la candidatura vicepresidencial de Buenaventura Sánchez Féliz que fue remplazado por Segundo Armando González Tamayo, luego en 1973 la renuncia del Profesor Bosch, la crisis de Peña Gómez y Majluta, la disputa de 1998 por la candidatura a la Alcaldía de la Capital, la expulsión de Hatuey y la división final del PRD entre MVM y HM.

Al PRD/PRM nadie los divide, simplemente siguen el curso natural de su conducta histórica donde el individualismo junto a las ambiciones desmedidas de poder unipersonal, se sobreponen ante los intereses colectivos de sus bases partidarias.

Diógenes de Sinope salía de día a caminar por las calles de Atenas con una lámpara encendida, en busca de un verdadero hombre honesto. Todo parece indicar que nunca lo encontró. Ahora podríamos buscar verdaderos opositores y creo que no estarían en el PRM y de estar su conducta los alejaría del accionar partidario y mostrarían criterios propios. Tal parece que los Diputados del PRM, son una extensión del danilismo o justificaron el pago del voto favorable de la reforma que no pudo sobrepasar el rechazo popular y ahora los compromisos previos han sido saldados.

La estrategia del PRM es una oposición incomprensible, una parte no quiere reelección y la otra si, una de las tendencias quiere las primarias cerradas y la otra abiertas, una atacar las posibilidades del gobierno y la otra rehabilitar al mandatario de turno, una no quiere arrastre y la otra unificar elecciones, es decir una especie de arrastre colectivo, una quiere interpelar funcionarios y la otra no. Son como dos bueyes en direcciones opuestas.

Concluyo con la siguiente frase de Julio Anguita, cito: “En política o se crea o se marcha uno a jugar al dominó.”

Por; Jesús M. Guerrero

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar