Oposición de Ecuador reitera fraude, que consejo electoral tacha de “infamia”

Por admin miércoles 5 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, Quito.- El candidato opositor a la Presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, insistió este miércoles en sus acusaciones de fraude en las elecciones del domingo, que fueron tachadas de "infamia" por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Como demócrata me hubiese gustado reconocer los resultados, pero como demócrata no puedo ser cómplice del fraude", dijo hoy Lasso al presentar lo que llamó "fundamentos" de la impugnación que ha anunciado contra las elecciones.

Según él y su equipo, el fraude se concentró en 1.795 "actas irregulares" que, señaló, corresponden a 592.350 votos, una diferencia de más del doble de los 229.000 sufragios de ventaja que le sacó el candidato del movimiento oficialista Alianza País (AP, izquierda) Lenín Moreno, según los resultados oficiales.

Con el escrutinio al 99,90 %, Moreno ha obtenido 51,14 % de los votos y Lasso 48,86 %.

César Monge, presidente nacional del movimiento Creando Oportunidades (CREO, centroderecha) que lidera Lasso, indicó que esa formación revisó 37.495 actas de un total de 39.983 que corresponden al territorio nacional, lo que representa 95,3 % del total.

Aseguró que 32.878 de estas actas concuerdan con el archivo plano entregado por el CNE, cuyos datos daban el triunfo a Lasso, según dijo.

"Lo raro es que solo el 4,7 % restante (del total de actas) cambió la historia del país, lo cual es matemáticamente imposible", sostuvo Monge.

Por ello Lasso reiteró que su formación exigirá "que se recuenten los votos uno a uno, en todo el territorio nacional" e invitó a las autoridades electorales a que "no desaprovechen la oportunidad que se les brinda para redimirse con el pueblo ecuatoriano".

CREO indicó que dispone de las actas de todas las provincias y las aportará en el momento de presentar la impugnación.

AP anunció en horas de la noche su adhesión a la petición opositora "con la finalidad de que no quede la menor sombra de duda (de) que estas elecciones se ganaron con el apoyo mayoritario del pueblo ecuatoriano", anunció el asambleísta José Serrano.

Sin embargo, pusieron como condición que esta revisión se lleve a cabo "con la presencia de todos los medios de comunicación nacional e internacional" así como "con la de los delegados de los dos movimientos".

La excandidata presidencial ecuatoriana por el Partido Socialcristiano (PSC), Cynthia Viteri, se sumó a los reclamos de Lasso y exigió al CNE que "abra las urnas y verifique" los votos que solicite Lasso.

"Demandamos un proceso electoral transparente que garantice la democracia en el Ecuador", escribió en su cuenta de Twitter Viteri, quien quedó fuera de la contienda electoral en la primera vuelta y brindó su apoyo al centroderechista para la segunda.

Pero las acusaciones de la oposición fueron respondidas por el CNE, cuyo presidente, Juan Pablo Pozo, aseguró que de existir fraude, sería un "fraude moral" por "tanta infamia y tanta mentira" vertida sobre las elecciones.

Pozo destacó que desde el cierre de las urnas se han presentado 24 reclamaciones referentes a 400 de las 41.000 actas.

También criticó una encuesta a boca de urna de la firma Cedatos que, según él, dijo "cosas diametralmente opuestas" a dos recuentos rápidos y otro sondeo a boca de urna efectuados el día de las elecciones, así como a los resultados oficiales.

El recuento rápido de la Escuela Politécnica Nacional otorgó a Lasso 48,85 % de los votos y a Moreno 51,15 % mientras que el de la corporación Participación Ciudadana dio a Lasso 49,2 % y a Moreno 50,8 % de los sufragios.

A su vez, la encuesta a boca de urna de Perfiles de Opinión otorgaba al opositor 47,8 % de los votos y a Moreno 52,2 %, mientras que la de Cedatos señalaba 53,02 % de los votos para Lasso y 46,98 % en favor de Moreno.

"Por ese ‘exit poll’ (encuesta a boca de urna) está el país así", dijo Pozo en referencia a las protestas registradas desde la noche electoral en diferentes ciudades de Ecuador contra un supuesto "fraude".

Aseguró que se aceptarán los recursos de objeción, impugnación y apelación que eventualmente se presenten, siempre que se acompañen de la documentación correspondiente.

Citó los informes de los observadores internacionales llegados a Ecuador para acompañar el proceso que, según dijo, destacaron la normalidad con la que se desarrolló y, en especial, el de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Ese organismo dijo el lunes en un comunicado que sus observadores compararon la información que recolectaron sobre los resultados con la de las actas de escrutinio publicadas por el CNE y constataron que "no hubo discrepancias" entre los datos.

"Aquí no se ha regalado ni quitado un solo voto a nadie", aseguró contundente Pozo.

Los obispos ecuatorianos, por su parte, terciaron en la discusión para señalar que el CNE debe garantizar a la oposición su derecho a impugnar los resultados. EFE

Apple Store Google Play
Continuar