Oportunidades de empleos para la juventud en República Dominicana

Por Gustavo Valdez jueves 26 de octubre, 2017

El empleo es un factor primordial para el desarrollo efectivo de cualquier sistema. Pero asimismo como es una necesidad, es uno de los principales dolores de cabeza en diferentes sociedades de Latinoamérica y el mundo.

El alto nivel de desempleo en la juventud es aun más alto que a nivel general en la República Dominicana, esto representa una gran problemática social y económica porque eventualmente no se consigue proveer a la juventud de políticas de primer empleo o empleo en todo el sentido de la palabra.

Algo que debemos tener muy pendientes es que a pesar de todas las problemáticas que se pudieran presentar en torno al tema empleos para la juventud es que, se hace necesario que los gobiernos incrementen las políticas de estímulos para la generación de nuevas oportunidades de empleos.

Estas fuentes de empleo deberían ser en el area de la tecnología, industrias, servicios, etc.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sitúa el desempleo juvenil en un 31% cifra que duplica  el desempleo global que es de un 14.7% en adultos, por cada dos  adultos sin empleo uno  tiene menos de 24 años.

Otro punto importante que tenemos que analizar es que muchos trabajadores y trabajadoras tienen que aceptar empleos mal remunerados, esto ocurre más en los empleos no formales y que por necesidad u otro factor deben aceptarlos.  Debemos tener presente que la falta de empleos formales hace que los trabajadores recurran a plazas de trabajo con bajos salarios y ninguna protección social.

En ese mismo tenor debemos tener en cuenta que jóvenes con preparación universitaria, técnica o vocacional deambulan de un lugar a otro con sus currículos sin poder conseguir un empleo, situación que los coloca en un cuadro de frustración y se agrava aún más si se trata de conseguir un primer empleo.

Un elemento que se vincula fuertemente al desempleo juvenil, es el hecho de que muchos jóvenes no logran completar la educación secundaria quedándose rezagados en termino de formación académica, esto se convierte en una limitante a la hora de optar por un empleo que sea bien remunerado.

Esta problemática afecta principalmente a jóvenes en edades de 18 a 24 años y básicamente aquellos que están colocados en el lado desfavorable de la distribución de ingresos. Pero la condición de desempleo en la juventud es aun más preocupante cuando se trata de las mujeres jóvenes. En República Dominicana la tasa de desempleo entre las mujeres jóvenes está por encima del 30%.

Pero si lo anterior es grave, lo peor es que los nuevos jóvenes entrantes a la población económicamente activa correrán la misma suerte, sobre todo si no ocurre un cambio radical que modifique el actual estado de cosas en términos de generación de empleos o a menos que se emprendan proyectos propios.

Con una tasa de desocupación juvenil superior al 30% será siempre difícil e impropio hablar de desarrollo, crecimiento o equidad, por lo que  nuestro gobierno está compelido a  reprogramar su política de promoción de empleos a los fines de que la juventud  se convierta en foco principal en el rediseño de ese programa, antes de que el joven llegue a viejo sin poder  encontrar  alguna oportunidad laboral.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar