ONU discute respuestas al impacto de la pandemia en personas con discapacidad

Por EFE martes 15 de junio, 2021

EL NUEVO DIARIO, NACIONES UNIDAS.- Los países de la ONU abrieron este martes una reunión de tres días para discutir posibles respuestas a los efectos negativos que la pandemia de la covid-19 ha tenido en la vida de las personas con discapacidades.

Los Estados miembros de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades, reunidos en la Asamblea General de Naciones Unidas, analizarán los impactos específicos que el coronavirus y su crisis han tenido en este colectivo.

Según los cálculos de la ONU, unos 1.000 millones de personas o alrededor de un 15 % de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad, incluidos unos 35 millones con necesidad de protección y ayuda humanitaria.

“Todos hemos vivido la pandemia, pero no todos la hemos vivido igual. Para las personas que viven con discapacidades, los desafíos han sido más pronunciados, más específicos para sus circunstancias”, señaló en la apertura del encuentro el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Volkan Bozkir.

“Piensen en aquellos que no pudieron pasar fácilmente a trabajar desde casa, en aquellos que sufrieron de pronto un parón en los sistemas de apoyo, que no pudieron acceder a las redes de protección social establecidas”, señaló como ejemplo.

Bozkir defendió que el mundo debe aprender de los problemas que se han visto durante la pandemia y reforzar sus mecanismos de protección de cara a la próxima crisis.

El presidente de la conferencia, el finlandés Jukka Salovaara, explicó en una conferencia de prensa que durante las reuniones se discutirán vías para aumentar el acceso a servicios públicos y asegurar la inclusión de las personas con discapacidades.

En concreto, Salovaara subrayó que se debe reforzar el derecho a la educación, asegurando que las personas con discapacidades tienen iguales oportunidades para aprender junto a sus compañeros.

“La covid-19 ha forzado a estudiantes y maestros en todo el mundo a suspender la enseñanza habitual y adaptarse a ámbitos digitales que a menudo no tienen los mismos arreglos y servicios”, señaló.