ONU critica a Jordania por no detener a presidente sudanés, pedido por la CPI

Por El Nuevo Diario Viernes 31 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.-El alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, criticó hoy a Jordania por haber incumplido una orden de arresto contra el presidente de Sudán, Omar al Bashir, quien asistió esta semana a una cumbre de la Liga Arabe en ese país.

Sobre el presidente sudanés pende una orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional (CPI), que le reclama por crímenes de guerra.

Jordania es un Estado parte de este órgano jurisdiccional y, como tal, está legalmente obligado a ejecutar sus disposiciones.

"Todos los Estados deben atenerse a las obligaciones que han contraído a través de un tratado. En este contexto, lamentó mucho que Jordania, un Estado parte del Estatuto de Roma de la CPI, reciba al presidente de Sudán, contra quien se emitió una orden de arresto", explicó Zeid.

El alto comisionado, quien es parte de la familia real de Jordania y diplomático de carrera de este país, sostuvo que la inacción de las autoridades jordanas ante la presencia de Bashir es un desacierto frente a la CPI.

Asimismo, "debilita la lucha global contra la corrupción y en favor de la justicia", continúo.

Por una actitud similar, que se remonta a 2015, cuando Al Bashir asistió a una cumbre de la Unión Africana en Pretoria, el Estado surafricano comparecerá el próximo 7 de abril ante la CPI, en una audiencia en la que tendrá que explicar por qué se negó a detenerle.

Una vez escuchadas las explicaciones, relacionadas con la inmunidad diplomática de la que gozan los jefes de Estado, la CPI determinará si Sudáfrica incumplió o no sus compromisos internacionales.

A raíz de esa situación, Sudáfrica inició en 2016 los trámites para abandonar el tratado fundacional de la CPI (Estatuto de Roma), alegando que las obligaciones derivadas de ser firmante de este acuerdo están en conflicto con sus leyes de inmunidad diplomática y afectan negativamente su relaciones internacionales.

Sin embargo, el procedimiento fue interrumpido el pasado febrero por la Justicia sudafricana.