ONU considera inaceptable la sentencia a soldado israelí que mató a palestino

Por El Nuevo Diario Viernes 24 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, GINEBRA.- La sentencia de 18 meses de cárcel impuesta a un soldado israelí por matar a un palestino herido y que no constituía ninguna amenaza es "inaceptable" y se enmarca en la "larga cultura de impunidad" que reina en Israel, denunció hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

"Que se haya juzgado el caso y se haya pronunciado una sentencia es mucho más de lo que habíamos visto hasta ahora, pero que se le haya condenado a solo 18 meses tras haber cometido una violación a los derechos humanos de tales características es inaceptable", dijo en rueda de prensa Ravina Shamdasani, portavoz del Alto Comisionado.

El Alto Comisionado está "muy afectado" por una sentencia "tan indulgente a un soldado israelí condenado por un asesinato ilegal de un palestino herido en un aparente ejecución extrajudicial de un hombre desarmado que no era ninguna amenaza inminente", agregó el portavoz.

El soldado Elor Azaría, de 20 años, fue condenado el pasado día 21 a dieciocho meses de prisión por matar de un disparo en la cabeza a Abdel Fatah al Sharif, un palestino de también años cuando estaba en el suelo herido e inmovilizado tras atacar con un cuchillo a otro uniformado en Hebrón en marzo 2016.

Shamdasani recordó que más de 200 palestinos han sido asesinados por las fuerzas de seguridad israelíes desde que el brote de violencia comenzó en Cisjordania en septiembre de 2015.

El sargento Azaría es el único miembro del Ejército israelí que ha sido imputado por estos asesinatos, subrayo la portavoz, quien repitió su decepción por la levedad de la sentencia.

La defensa de Azaría se basó asegurar que disparó por temor a que Al Sharif portase una bomba o tratase de coger de nuevo el cuchillo con el que perpetró el ataque, que estaba a unos metros de su cuerpo.

"La sentencia es indulgente y contrasta con las condenas a tres años de prisión para niños palestinos por lanzar piedras a coches", subrayó la portavoz.

"Este caso puede socavar la confianza en el sistema judicial y refuerza la cultura de impunidad", concluyó.