ONG denuncia que Israel no hace cumplir la ley a los colonos en Cisjordania

Por El Nuevo Diario lunes 20 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, JERUSALEN.- La ONG israelí Yesh Din acusó a las autoridades de Israel de crear "una fachada del Estado de Derecho" en Cisjordania al "fracasar en la aplicación de la ley" sobre actividades de los colonos, en un informe publicado hoy.

"Crimen sin castigo" es el título del nuevo estudio de la organización, en el que repasa los procesos administrativos y legales sobre edificaciones en Cisjordania que considera benefician la construcción de asentamientos ilegales por parte de israelíes.

"Con este fracaso, el sistema legal contribuye a la actividad colonizadora de Cisjordania", denuncia la ONG que recuerda que "ésta niega a los palestinos el acceso a sus tierras y les impide ejercer derechos fundamentales, el primero el derecho a la propiedad".

Para Yesh Din, la Administración Civil y la Fiscalía General israelíes no hacen cumplir la ley en los delitos relacionados con la construcción ilegal de colonias en territorio ocupado.

"Es hora de detener la ignorancia deliberada de las autoridades israelíes, principalmente del Comandante Militar de (la división de) Cisjordania y el Fiscal General, que deben garantizar el Estado de Derecho y la aplicación de la ley y hacer que los que infringen descaradamente las órdenes judiciales y administrativas sean procesados", declaró en un comunicado la directora ejecutiva de la ONG, Neta Patrick.

Según la investigación, la construcción ilegal por parte de israelíes no ha parado en cincuenta años y aunque pesan órdenes de demolición sobre algunas de ellas, "la realidad es que a menudo los colonos israelíes en Cisjordania violan cruelmente esa ley".

El documento presenta múltiples casos prácticos en los que aseguran que "las autoridades policiales se abstuvieron de cumplir con su función y procesar a los que violaron resoluciones, pese a las críticas, tanto del Tribunal Supremo como del Controlador del Estado".

La ONG reprocha que algunos procedimientos requieren de nuevas acciones por parte de los propietarios palestinos de los terrenos donde se levantan asentamientos, lo que retrasa aún más la ejecución de las resoluciones judiciales.

"Hay una clara conexión entre la construcción ilegal y las motivaciones ideológicas de delitos como violencia y vandalismo, ya que muchos de los asentamientos son semilleros de delincuencia contra los palestinos", destaca el informe.

Israel aprobó recientemente una ley, presentada por la extrema derecha, para legalizar retroactivamente algunas de las colonias que fueron levantadas sin autorización expresa del Estado, aunque fuera en violación de sus propias normas.

Apple Store Google Play
Continuar