¡El oído en el corazón de los munícipes!

Por Jesús M. Guerrero martes 13 de junio, 2017

Desde la semana pasada el alcalde del Distrito Nacional, ha iniciado con las sesiones con el consejo de directores del ADN; en el corazón de los sectores tradicionalmente marginados y pasados por alto en el pasado. Primero fue en el histórico sector San Carlos y ayer en La Ciénega.

No hay mejor forma de hacer frente a los problemas que adolecen estas comunidades, dándole participación a sus residentes que sufren en carne viva estas carencias que afectan todo su desarrollo municipal al momento de trasladarse.

La desidia que se propago desde el cabildo del municipio cabecera del país; infecto todos los sectores y no logro reducir la evidente brecha de división social, que palpa al momento de trasladarse fuera de las inmediaciones del polígono central.

Este esfuerzo es loable, porque coadyuva a que todas las comodidades municipales lleguen a todos los rincones de la capital. No es secreto para nadie; que la capital parece dos ciudades distintas teniendo sectores urbanizados ante los comunidades que viven en un horrendo estado de hacinamiento.

Desde que esta administración municipal asumió su compromiso, que más bien era un difícil reto. Los capitalinos se han llevado una grata sorpresa de saber; que no fue equivocación cambiar de rumbo, las políticas municipales han sido correctas y oportunas.

Anudar voluntades para recuperar los espacios públicos es algo favorable para la ciudadanía que al momento de trasladarse no tiene aceras solo el peligroso pavimento; exponiendo su integridad física. Hacer estas reuniones con los directores del ayuntamiento de la capital; es una forma de hacer parte a los munícipes de las soluciones de los problemas que los golpean en su diario vivir; lograr un compromiso ciudadano que marca el comienzo de la tan necesaria educación municipal.

Es indiscutible que la alcaldía hoy exhibe un mejor manejo presupuestario, de tal grado; que es de conocimiento público el ahorro de unos cien millones de pesos, en beneficio de la alcaldía del Distrito Nacional. Pero sobre todo para los capitaleños, en el área de aseo urbano, durante los nueve meses de esta gestión.

Establecer comunicación directa con los munícipes es una decisión acertada, que garantizara el éxito de todos los planes que encabece el gobierno local capitalino. Nadie conoce mejor los problemas que afectan a las diversas comunidades que sus propios residentes, es un ejercicio de sinceridad incluirlos en las soluciones.

Estos es apenas el comienzo de lo que se vislumbra como un antes y un después en las políticas municipales. Lo esencial de esta administración es que han demostrado con hechos y no palabrería que se lleva el viento; que su compromiso con la capital es lograr transformaciones en beneficio de la municipalidad.

Entiendo prudente la siguiente frase de Tao Zi; la cual cito: “Nada hay más valioso que un despacho municipal en la plaza de su aldea, que en tal cosa se transforma ese espacio con la consulta inesperada y espontanea de un vecino a su alcalde.”

 

Comenta