Oficialismo y oposición enfrentados por presunto financiamiento de Odebrecht a campaña en RD

Por El Nuevo Diario viernes 10 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-A días de que el exejecutivo de la empresa brasileña Odebrecht, Hilberto Silva revelara que esa compañía financió campañas electorales en seis países, incluyendo República Dominicana, tanto sectores de oposición como el oficialismo, se han expresados en torno al hecho, mostrando posiciones muy divididas sobre el tema.

Respecto a la posible financiación de la empresa brasileña a la candidatura de Medina, congresistas de la oposición han externado que se debe de interpelar al mandatario, mientras que sectores de la sociedad también han mostrado su preocupación por todo lo que rodea la referida constructora.

Asímismo, el secretario general del Partido de la Liberación Dominicana, y presidente de la Cámara del Senado, Reynaldo Pared Pérez, indicó que no existe ninguna violación en recibir fondos de empresas privadas para las campañas políticas.

Ante el cuestionamiento de la prensa, Pared Pérez externó “Lo prohíbe la ley?, recibir fondos de empresas privadas no está prohibido por la ley ”.

La ley a la que hace referencia el dirigente peledeista, es la Ley Electoral 275-97, la cual establece con respecto al financiamiento de los partidos lo siguiente:

FUENTES DE INGRESOS. "Todos los actos de cooperación, asistencia o contribución económica a los partidos son función exclusiva de las personas naturales y jurídicas nacionales privadas. Por tanto, sólo se considerarán como ingresos lícitos de los partidos, los donativos o contribuciones que provengan de éstas; y será ilícita la intervención directa o indirecta del Estado, de cualquiera de sus departamentos, dependencias u organismos autónomos o descentralizadas o de empresas que caigan dentro de la aplicación de la Ley de Inversión Extrajera, de los ayuntamientos o de entidades dependientes de éstos, de gobiernos extranjeros en el sostenimiento de los partidos o el financiamiento de sus campañas. Tal intervención, sea cual fuere la forma en que se produzca, constituye presunción de entendimiento con los partidos o sus candidatos en beneficio de los interesados de esas entidades o sus propietarios, socios, accionistas, beneficiarios, directores o representantes, y en tal virtud, queda absolutamente prohibida".

Agrega que "se prohíbe a los partidos políticos, a sus dirigentes, militantes o relacionados, recibir exoneraciones, donaciones o regalos de parte de cualesquiera de los poderes del Estado, o de los ayuntamientos, directamente o bajo cualquier mecanismo jurídico, así como beneficiarse directa o indirectamente de los recursos y medios que pertenezcan al Estado para realizar sus actividades proselitistas, o sostenerse, salvo la contribución electoral señalada en la presente ley. La Junta Central Electoral tendrá facultad para anular cualquier operación de la cual tenga conocimiento e incautar provisionalmente o tomar cualquier medida cautelar con el auxilio de la fuerza pública respecto a cualquier bien, o para hacer cesar de inmediato cualquier uso indebido de los recursos y medios del Estado".

Indica que es obligación de los partidos políticos depositar cada dos años en la Junta Central Electoral una lista actualizada de los miembros de sus órganos directivos y del tribunal disciplinario, para fines de control y de conocimiento por parte de la Junta Central Electoral.

Mientras tanto, el presidente Danilo Medina negó que Odebrecht haya financiado su campaña, y emplazo a que se presenten pruebas de lo contrario, indicando que existen muchas personas que solo buscan dañar su imagen.

Por Manuel De Jesús Ruiz