Oficial correccional asesina a tres compañeros de trabajo en Puerto Rico

Por El Nuevo Diario jueves 17 de septiembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, PUERTO RICO. Un hombre identificado como Pedro Antonio Montes Collazo, de 36 años de edad, es acusado de haber asesinado a tres compañeros de labores que trabajaban en distintas correccionales de la vecina isla de Puerto Rico

El supuesto triple homicida cometió su primer asesinato en la zona de Santa Isabela, donde  mató de varios disparos a la empleada del Centro Correccional de Guayama, Marylin Reyes Ayala, de 46 años; luego se dirigió al  Complejo Correccional 500, también en Guayama, donde mató a Alvin Sugrañes Negrón, de 37 años, cuando salía del trabajo. Posteriormente, en la urbanización Valles de Providencia, en Patilla, el individuo mató a Jaimette Sánchez Ledee, de 45 años.

De acuerdo con el periódico El Nuevo Día,  Montes Collazo es un oficial del Departamento de Correcciones adscrito a la Unidad de Operaciones Tácticas de esa agencia y actualmente está siendo buscado en el sector de Carolina, por miembros de los equipos SWAT de la Policía de Puerto.

Hasta el momento se desconocen las razones que lo llevaron a cometer esas acciones y las autoridades puertorriqueñas consideran a este sujeto como un hombre armado y muy peligroso, por lo que piden a la población estar vigilante.

En República Dominicana, el 15 de septiembre, hace apenas dos días, en el municipio Bonao, provincia Monseñor Nouel, un guardia de seguridad mató a tres de sus compañeros y tras el hecho se entregó a la Policía.

Los muertos fueron identificados como Manuel Arismendy García Jiménez, de 58 años; Freddy Antonio Aquino, de 63, y el agrónomo de nacionalidad nicaragüense José Alberto Martínez, de 42.

El homicida  llamado Alan Pascual, de 27 años, declaró que entre él y los occisos no había disgusto, pero alegó que tenía muchos problemas económicos debido a que “perdió mucho dinero en los juegos de azar”.

Precisó que «salí a laborar y le dije a mi supervisor que me dolía una muela, que no quería trabajar, y él quiso que trabajara».

«Fui y salí diciéndole que no quería trabajar, pero él me dijo que fuera y cogí para allá, y ahí hice lo que hice”, indicó Pascual en un vídeo.

Narró que primero mató a su compañero de funciones, luego al vigilante de la puerta y al final al nicaragüense.

Reiteró que no tenía problemas con ninguno de los fallecidos y que no sabe por qué cometió el hecho.

 

Apple Store Google Play
Continuar