Odebrecht pagó sobornos en Andorra para adjudicarse Línea 1 del Metro de Lima

Por EFE sábado 21 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Lima, 21 ene (EFE).- La empresa brasileña Odebrecht pagó en 2013 presuntos sobornos en un banco de Andorra a empresas "offshore" para adjudicarse la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, según reveló hoy la Fiscalía de Perú en un comunicado, tras efectuar anoche la primera detención por este escándalo de corrupción.

La Fiscalía sostiene que esos pagos ilícitos estaban dirigidos a Edwin Luyo, uno de los miembros del comité de licitaciones de la Línea 1 del Metro de Lima, quien fue detenido en la noche del viernes en la capital peruana, y al exviceministro de Comunicaciones Jorge Cuba.

El exviceministro Cuba pidió 8,1 millones de dólares a Odebrecht a cambio de ayudar a la constructora brasileña en la adjudicación de los contratos de la obra, de los que 1,4 millones de dólares correspondían al Tramo 1 y 6,7 millones de dólares para el Tramo 2.

Los pagos ilícitos se realizaron a través de transferencias parciales, conforme a los diferentes avances de la obra y culminados con la liquidación de la misma.

El fiscal anticorrupción Hamilton Castro, a cargo de las investigaciones, pedirá prisión preventiva para Luyo y solicitará una orden de captura internacional para Cuba, quien se encuentra desde diciembre fuera de Perú.

El domicilio de Cuba fue allanado ayer por la Policía Nacional del Perú (PNP) de manera simultánea junto a otros seis inmuebles más situados en Lima, en un operativo denominado "Palingenesia" y dirigido por el mismo fiscal Castro.

La operación se realizó gracias a la información brindada por Odebrecht a la Fiscalía, en virtud del acuerdo alcanzado por ambas partes el pasado 5 de enero para que la constructora entregue la documentación que se le requiera con el objetivo de facilitar la investigación de cara a un acuerdo final con la Justicia peruana.

La Contraloría de la República (tribunal de cuentas) informó la semana pasada que la Línea 1 del Metro de Lima, adjudicada en 2009 a Odebrecht, tuvo un perjuicio para el Estado peruano de 109 millones de dólares, al pasar de una inversión inicial de 410 millones de dólares a los 519 millones que costó al final.

Odebrecht admitió haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014, lo que abarca los Gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), según se desprende del acuerdo firmado por la compañía con el Departamento de Justicia de Estados Unidos. EFE