Octubre 2022 impactará  en febrero y mayo 2024

Por Juan López

El actual escenario político pinta que habrá decisión en una segunda vuelta en 2024, en atención a los resultados de diferentes encuestas con respecto a la intención del voto y el visible  posicionamiento de los tres principales partidos (PRM, PLD, FP) y sus candidatos.

Sin embargo, consideramos que la verdadera proyección y posibles resultados en las elecciones municipales, congresuales y presidencial de febrero y mayo de 2024 se conocerán después de conocerse los resultados de la “consulta nacional y abierta que realizará el PLD, el 16 de octubre del 2022, para escoger candidato presidencial” para las elecciones del 2024.

El presidente Luis Abinader, con sus proselitismos reeleccionistas evidencia que será candidato por el PRM. El expresidente Leonel Fernández gestionando su cuarto triunfo electoral, será candidato de su nuevo partido Fuerza del Pueblo. Los dos están corriendo con ventajas a espera de la más importante decisión política de los peledeistas con respecto a su propio futuro político y los resultados de las elecciones del 2024.

En la apuesta de su adelantada “consulta nacional de octubre 2022”, el PLD se juega su presente como partido mayoritario y su futuro papel en los comicios de febrero y mayo del 2024.

La cúpula dirigencial del PLD (sus Comités Central y Político) y su aguerrida militancia deben estar conscientes de la trascendencia política de salir airosos y sin lesiones de la “prueba de fuego” que significa su “consulta nacional de octubre” para escoger entre seis aspirantes a la candidatura presidencial.

La percepción a ”simple vista” y por los números de las encuestas, indican que la real competencia está entre Margarita Cedeño, Abel Martínez y Domínguez Brito; los aspirantes Luis de León, Karen Ricardo y Maritza Hernández están participando con otros propósitos políticos.

Si de la ”consulta nacional de octubre” el PLD sale ileso, con candidato presidencial sin objeción ni cuestionamientos, entonces el panorama político nacional será diferente y complejo:  Desaparecerá el bipartidismo por tres diferenciados bloques buscando calificar en primer y segundo lugares en mayo del 2024. a los fines de competir en la segunda vuelta, a celebrarse en junio del 2024.

Esta afirmación es porque la competencia electoral de las tres principales opciones (PRM, PLD y FP) evitarán resultados definitivos en la primera vuelta, lo cual conducirá a una necesaria segunda vuelta, en la que se evaluará los diferentes tipos de alianzas que se podrían materializar:  ¿Primer lugar con el tercero? o ¿Segundo lugar con el tercero? En esa decisión intervendrán múltiples factores que evaluaremos en una próxima reflexión.

Mientras tanto, en esta reflexión se revela que los resultados de la “consulta nacional de octubre” serán decisivos para el presente del PLD y el resultados de las elecciones municipales de febrero, congresuales y presidencial de mayo del 2024.

Por esas razones, la cúpula y militancia peledeistas  están más que obligados  evitar el apandillamiento, el sectarismo y la imposición de un candidato. Tienen que  actuar con prudencia,  equidad, democracia, absoluta transparencia, con vocación de poder e implementar su sapiencia política para salir victoriosos de su delicada “consulta nacional”; condición elemental y a la vez imprescindible para preservar la unidad del PLD y tener abiertos los caminos del triunfo en febrero y mayo de 2024 para volver al poder del Estado. ¡Ojalá sepan interpretar el mensaje de esta sana reflexión!

 

Por Juan López

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar