Ocho personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad

Por El Nuevo Diario lunes 16 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SUIZA.-El Foro Económico Mundial reúne de nuevo en Davos a líderes políticos y empresariales. Con motivo de este evento, Oxfam ha publicado hoy un nuevo informe en el que denuncia que tan sólo ocho personas (ocho hombres en realidad) poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, 3.600 millones de personas.

La lista de las personas más rica en el mundo la encabezan Bill Gates, fundador de la empresa estadounidense Microsoft (75.000 millones de dólares); Amancio Ortega, fundador de Inditex, propietario de la cadena de tiendas de moda española Zara (67.000 millones de dólares) y Warren Buffett, director ejecutivo y principal accionista de la empresa estadounidense Berkshire Hathaway (60.800 millones de dólares).

También Carlos Slim Helu, propietario del mexicano Grupo Carso (50.000 millones de dólares); Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de la empresa estadounidense Amazon (45.200 millones de dólares) y Mark Zuckerberg, presidente, director ejecutivo y cofundador de la empresa estadounidense Facebook (44.600 millones de dólares).

Igualmente Larry Ellison: Cofundador y director ejecutivo de la empresa estadounidense Oracle (43.600 millones de dólares y Michael Bloomberg, fundador propietario y director ejecutivo de la empresa estadounidense Bloomberg LP (40.000 millones de dólares.

Brecha entre ricos y pobres

El informe, Una economía para el 99%, muestra que la brecha entre ricos y pobres es mucho mayor de lo que se temía. Oxfam describe cómo grandes empresas y los más ricos logran eludir y evadir el pago de impuestos, potencian la devaluación salarial y utilizan su poder para influir en políticas públicas, alimentando así la grave crisis de desigualdad. El informe también demanda un cambio fundamental en el modelo político y económico de manera que beneficie a todas las personas y no sólo a una élite selecta.

En América Latina y el Caribe el problema es similar. Oxfam comparó recientemente en la Calculadora de la Desigualdad que una persona de un hogar multimillonario en América Latina ingresa 1,154 veces lo que una persona de un hogar del 20% más pobre.

“El estudio de estos datos revelan la dura realidad de la extrema desigualdad en la región: en República Dominicana una persona de un hogar del 10% más pobre tendría que trabajar 214 años para ganar lo que gana una persona de un hogar multimillonario de su país”, indica Rosa Cañete Alonso, coordinadora de la campaña Iguales de Oxfam.

“Estos niveles de concentración de riqueza no son solo el resultado del esfuerzo de estas personas. El análisis de Oxfam apunta a que más de la mitad de los multimillonarios del mundo ha heredado su fortuna o la ha acumulado gracias a políticas públicas que los privilegian”, añade Cañete.

En el 2015, América Latina y el Caribe ha experimentado el mayor aumento de las tasas de pobreza desde finales de la década de 1980. 7 millones de personas se volvieron pobres y 5 millones indigentes. “Mientras tanto las políticas fiscales y salariales siguen privilegiando la acumulación en pocas manos, eximiendo en gran medida del pago de impuestos a grandes empresas y las personas más adineradas mientras se reduce la inversión en educación y salud y legalizando el pago de salarios que mantienen a la gente sumida en la pobreza.” plantea Cañete.

El informe de Oxfam también demuestra cómo las grandes empresas y los más ricos utilizan su dinero e influencia para que leyes y políticas se vuelvan a su favor. Por ejemplo, en Brasil los multimillonarios han tratado de influir en las elecciones y han ejercido presión con éxito para lograr una drástica reducción de su contribución fiscal.

Los Panama Papers han vuelto a desnudar los mecanismos utilizados por las grandes empresas y los más ricos para multiplicar su capital sin pagar los impuestos que les corresponderían en sus países. La evasión y elusión fiscal por parte de las grandes multinacionales priva a los países pobres de al menos 100.000 millones de dólares cada año en ingresos fiscales, dinero suficiente para financiar servicios educativos para los 124 millones de niños y niñas sin escolarizar o atención sanitaria que podría evitar la muerte de al menos seis millones de niños y niñas cada año en todo el mundo.

 

“Los Gobiernos no están indefensos ante el cambio tecnológico y las fuerzas de los mercados. Si los políticos se centraran en adoptar medidas en beneficio del conjunto de la ciudadanía y no sólo de unos pocos, sería posible lograr un futuro mejor para todas las personas”, ha dicho Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.

Oxfam también hace un llamamiento a las élites económicas presentes en Davos (y de forma específica a los multimillonarios del mundo) para que desempeñen un papel fundamental en la creación de una economía más humana. El tema principal del Foro Económico Mundial de este año es “Liderazgo reactivo y responsable”. Los participantes pueden empezar comprometiéndose a pagar los impuestos que les corresponden y garantizar que sus empresas paguen salarios dignos.

Personas de todo el mundo pueden sumarse a nuestra campaña Iguales (www.evenitup.org/es).