829-917-7231 | 809-866-3480

Oakley sí podrá volver al Madison Square Garden

Por El Nuevo Diario Martes 14 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK (AP) — El Madison Square Garden permitirá que el exastro de los Knicks de Nueva York Charles Oakley vuelva a ingresar en ese recinto, informó el martes una persona al tanto de las discusiones sobre el tema.

La persona, quien habló con The Associated Press a condición de permanecer anónima porque las conversaciones son de índole privada, dijo que Oakley, quien fue arrestado la semana anterior durante un partido, podrá volver a la arena.

Pero Oakley dijo que quiere una disculpa antes de regresar.

El presidente del Madison Square Garden, James Dolan, anunció el viernes que Oakley no podría ingresar de nuevo. Su declaración se produjo el viernes, dos días después de que el ex ala-pívot se enfrascó en un altercado con personal de seguridad durante un encuentro.

Ambas partes se reconciliaron rápidamente, al parecer gracias a una conversación dentro de las oficinas de la NBA, en la que mediaron el comisionado Adam Silver y el legendario Michael Jordan.

Jordan y Oakley fueron compañeros en Chicago, antes de que este último fuera cedido en canje a Nueva York. Ahí, se convirtió en uno de los jugadores favoritos de los fanáticos, de 1988 al 98.

ESPN fue el primer medio en informar que Dolan había accedido a levantar la prohibición contra Oakley. En declaraciones a esa misma cadena, el exjugador puso en duda su regreso para presenciar algún partido.

"No se trata de que yo vaya al Garden, esto tiene que ver con el público. Quiero que ellos se disculpen con los fanáticos", señaló. "Yo le dije al comisionado que quiero que ellos se disculpen con los fanáticos".

Los Knicks informaron que no tenían más comentarios que hacer tras el comunicado emitido la víspera por Silver. En esa declaración, el comisionado afirmó que ambas partes se habían disculpado, y les agradeció su trabajo en busca de zanjar el problema.

Oakley fue un jugador sumamente popular en Nueva York, pero su relación con Dolan se deterioró a raíz de que el exdeportista emitió severas críticas contra el equipo y sus dirigentes. Los Knicks dejaron de obsequiar a Oakley entradas para los encuentros y no lo invitaron más a distintos actos del equipo.

Aun así, Oakley asistió este año a algunos partidos por su cuenta, incluido el del miércoles, cuando se sentó unas filas detrás de Dolan. Empleados de seguridad rodearon a Oakley en el primer cuarto del duelo.

El exjugador empujó a un par de guardias antes de que se le esposara y retirara del lugar.

Dolan anunció la prohibición durante una entrevista con ESPN Radio. Aunque confió en que su regreso fuera posible algún día, señaló que Oakley debía atender antes sus problemas de ira y consumo de alcohol.