Nuevo presidente de Petrobras dará prioridad a producción y desinversiones

Por EFE jueves 3 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, RÍO DE JANEIRO.- El economista Roberto Castello Branco, que asumió este jueves como nuevo presidente de la petrolera estatal Petrobras, dijo que su prioridad será invertir en la producción en aguas profundas, en donde la compañía tiene más competencia, por lo que otros activos podrán ser incluidos en el plan de desinversiones.

“El foco (de la nueva gestión) es invertir en los activos en los que Petrobras es dominador natural, en los que puede ser más eficiente, como en la producción de grandes volúmenes en aguas profundas y muy profundas”, afirmó el nuevo presidente de la mayor empresa de Brasil.

Castello Branco, un economista liberal de la Escuela de Chicago nominado al cargo por el ultraderechista Jair Bolsonaro, que el martes asumió como nuevo presidente de Brasil, dio a entender que impulsará sus ideas liberales y de libre mercado en la mayor estatal de América Latina para beneficiar a los accionistas, incluso al Estado como controlador.

Según el economista, además de centrar las inversiones en la explotación de las gigantescas reservas ya descubiertas por Petrobras en aguas profundas y en el horizonte geológico del presal, otra prioridad será acelerar la producción en tales áreas para que esos recursos no pierdan valor.

De acuerdo con el economista, el desarrollo de combustibles renovables y la preocupación con los cambios climáticos exige la aceleración de la producción en esas reservas “para que tengan el mejor aprovechamiento posible”.

Agregó que, así como Petrobras es muy competente en la explotación de aguas profundas, sector en el que es líder tecnológico mundial, no lo es tanto en otros segmentos, como en la explotación en tierra y en aguas rasas o en la distribución.

“Tales activos deben ser objeto de análisis para ser incluidos en los programas de desinversión”, afirmó al defender proyectos como la privatización de algunas de las subsidiarias de la empresa, como las distribuidoras de combustibles, y la venta de activos en áreas como petroquímica y producción de fertilizantes.

El actual programa de desinversiones de la empresa, que el nuevo presidente pretende ampliar, prevé la venta de activos por cerca de 21.000 millones de dólares en dos años.

Según Castello Branco, otra preocupación de la empresa es el monopolio que prácticamente ejerce en las áreas de refino y de gas natural, sectores en los que, en lugar de la venta de activos, defendió la adopción de medidas para atraer a otras empresas que puedan competir con Petrobras.

“Petrobras domina la cadena productiva en gas natural y eso no es bueno ni para la compañía ni para la economía brasileña. El dominio en el refino también nos incomoda. Nos gustaría que otras empresas compitieran con nosotros en este segmento”, dijo.

Igualmente defendió que la estatal busque socios privados en varios de sus proyectos, especialmente por la posibilidad de tener acceso a nuevas tecnologías.

“Lo que interesa al país es impulsar la venta de activos y adoptar cambios para atraer inversores privados y generar un mercado competitivo y vibrante”, aseguró.

El economista, que ya integró la dirección del Banco Central brasileño y del gigante minero Vale, afirmó que otra prioridad es reducir la deuda de la compañía, que hace dos años llegó a ser récord y pudo en duda su capacidad de cumplir todos los compromisos.

“Es necesario reducir la deuda y alargar sus plazos para tener un costo bajo, reducir los costos financieros y contar con recursos para invertir. Además, dada la importancia de la empresa, la calidad de la deuda de Petrobras afecta también la calidad de la deuda brasileña”, afirmó.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar