Nuevo diputado en Espaillat camina abrazado de la política, ingeniería y deporte

Por martes 16 de agosto, 2016

EL NUEVO DIARIO, MOCA.- El ingeniero Civil Carlos Alberto Amarante García, nuevo diputado de la Provincia Espaillat por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quien acaba de cumplir 25 años de edad, se define como un preocupado por el futuro de la juventud dominicana, ha comenzado a trillar el camino de su vida, abrazado de la política, ingeniería y el deporte.

El que fuera el segundo diputado más votado a nivel nacional y el más votado en la provincia Espaillat en las pasadas elecciones, jugador de Baloncesto Superior de esta localidad, manifestó que como diputado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), busca convertirse en un genuino representante de los habitantes de esta provincia, especialmente de la juventud, los deportistas, estudiantes y productores agropecuario.

Durante la pasada campaña electoral, Amarante García, constituyó un verdadero fenómeno en la política local, representando la expresión de un nuevo liderazgo dinámico, joven, refrescante y esperanzador, por lo que era acompañado en su recorrido diario por cada uno de los municipios, distritos, parajes y comunidades, por una multitud de jóvenes, estudiantes, empresarios agropecuarios, profesionales y personas del pueblo que se sumaron a los recorridos y encuentros cotidianos.

El hijo mayor de Carlos Amarante Baret, miembro del Comité Político del PLD y ministro de educación y la arquitecta Miguelina García, dijo que su mayor aspiración como legislador es estar siempre al lado de la gente de su provincia, escuchar de ellos sus principales cuales son su prioridades, necesidades y aspiraciones, con el objetivo de darla a conocer a nivel nacional y servir de canal para su solución frente a las autoridades.

¨Mi mayor aspiración como diputado y representante de la provincia Espaillat es mantener el contacto permanente con la gente…, con esa gente trabajadora, luchadora y emprendedora que desea un mayor desarrollo para su provincia y los habitantes de esta, con la misión de ser partícipe y promotor de ese desarrollo y las aspiraciones que tienen los distintos sectores de una zona que realiza aportes significativos a la economía nacional y la alimentación del pueblo dominicano”, manifestó.

Formado en principios y valores cristianos en las entrañas del hogar, integrado por su madre la arquitecta Miguelina García de Amarante y su padre, licenciado Carlos Amarante Baret, ministro de educación y miembro del Comité Político del PLD y en las academias locales, nacionales e internacionales, el carismático diputado del PLD representa a una generación inquieta, activa, entusiasta, soñadora y con aspiraciones de ser arquitecta de su propio destino.

Expresó que vive muy orgulloso del presidente de la República, licenciado Danilo Medina Sánchez, fundamentalmente por haber cambiado la vida de muchas familias pobres y por la Revolución Educativa que ha motorizado junto a su padre, indicando que las visitas sorpresas al campo constituyen una gran novedad y el empeño del mandatario por estar al lado de los más necesitados y carenciados del territorio nacional.

Dijo que como joven inquieto, no quiere pasar desapercibido y luchará por ser un protagonista activo de su generación, por lo que quiere participar en los cambios políticos, sociales y económicos de su época. Es además, un joven con grandes virtudes humanas: Es humilde, honrado, solidario, inteligente, talentoso, visionario, decidido, capaz, con sensibilidad humana.

En las elecciones pasadas el hoy diputado, realizó una intensa jornada de contactos con la gente humilde y valiosa de los barrios y campos de Moca toda su provincia; con los estudiantes de escuelas, colegios, liceos y universidades; con los empresarios, comerciantes, profesionales, deportistas, productores agropecuarios, amas de casas; líderes sociales y miembros de las juntas de vecinos, iglesias, clubes, ligas deportivas, asociaciones, miembros y amigos del PLD y otras organizaciones políticas, en definitiva con toda la sociedad.

Por Nicolás Arroyo Ramos

Anuncios