Nuevas preocupaciones entre criollos NY por amenaza perder viviendas sección 8

Por Carlos Luis Baron miércoles 18 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- La Autoridad de Vivienda de esta ciudad, aseguró que los recortes discrecionales en los gastos de viviendas que se avecinan implicarían recortes en personal y pondría sus servicios en jaque.

El gobierno de Donald Trump pretende reducir parte de los 2,000 millones de dólares en fondos federales que le suministra a NYCHA, lo que ha traído preocupación entre miles de criollos que se benefician de dicho programa.

Los efectos de los recortes serían gravísimos para más de medio millón de residentes de bajos recursos de la ciudad que se benefician de programas de vivienda pública y Sección 8.

El próximo director del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), Ben Carson, aún no ha revelado detalles sobre la manera en que esa agencia federal aplicará los recortes a NYCHA, (el programa más grande de vivienda pública de Estados Unidos).

“NYCHA no podría existir sin el gobierno federal, que proporciona aproximadamente dos tercios de nuestros fondos”, comentó un portavoz de la agencia de vivienda pública de NY, quien a su vez destacó el terrible impacto que tendría en la atención primaria de los edificios, que incluso ya tiene un déficit cercano a los $17 mil millones, para cumplir al 100% con las reparaciones que se necesitan.

Uno de cada 14 neoyorquinos depende del programa de vivienda o sección 8; el 14.8% de las viviendas públicas del país están en NYC; 1 millón 200 mil unidades de vivienda pública existen en todo EEUU; desde julio del 2014, más de cuatro mil desamparadas han sido ubicadas en unidades de vivienda pública de NYCHA; 328 son los edificios de NYCHA en la Metrópoli, teniendo 178 mil departamentos.

El 45% de los inquilinos son hispanos; 44% afroamericanos; 4% blancos; 4% asiáticos y $450 es la renta promedio en los apartamentos de NYCHA.

$21,700 dólares es la media de ingreso anual de las familias hispanas que residen en viviendas públicas. Muchos de estos edificios son viejos, edificados hace más de 50 años. El número de personas esperando por vivienda pública asciende a 27,500, y entre 2014 y 2016, Vivienda ha entregado 2,286 vales de Sección 8

Las mayores quejas de los inquilinos de NYCHA tienen que ver con reparaciones de emergencia por filtraciones, techos rotos, calderas y ascensores descompuestos, falta de calefacción y agua caliente, moho, y remoción de pintura.

En un año se acumulan casi medio millón de solicitudes de reparaciones pendientes, y 130 días es el tiempo promedio que NYCHA toma para resolver solicitudes de reparación, según varios reportes, y otras llevan meses sin ser atendidas.

Por Ramón Mercedes