Nueva York ejecuta agresiva campaña con vacuna contra influenza

Por Miguel Cruz Tejada miércoles 16 de septiembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK. El alcalde de la ciudad Bill de Blasio anunció una agresiva campaña de la ciudad, instando a todos los neoyorquinos a vacunarse contra la influenza, con el objetivo de prevenir que confluyan dos pandemias al acercarse el otoño, debido a que todavía el coronavirus se mantiene afectando a cientos de neoyorquinos aunque con menor intensidad que meses atrás.

La Alcaldía y el Departamento de Salud están desplegando una masiva publicidad en lugares estratégicos de la ciudad, trenes, autobuses, hospitales y medios de comunicación para tratar de minimizar los mortales efectos de la influenza que el año pasado produjo más de 10,000 víctimas en Estados Unidos.

La propaganda se aprecia también cerca de parques, plazas, centros comerciales, farmacias, clínicas, consultorios, escaparates y vallas publicitarias dispersas por toda la ciudad.

Los especialistas recuerdan que la influenza y el COVID-19 tienen muchos síntomas similares, por lo que de no prevenirse con la vacuna el virus otoño-invernal podrían morir muchos más pacientes que en temporadas anteriores, y es especialmente letal en envejecientes, niños y mujeres embarazadas.

“La vacuna contra la influenza podría ser la más importante contra la gripe hasta la fecha”, explicó el alcalde en una conferencia de prensa ayer martes en la tarde.

Dijo que la  campaña está en marcha en varios idiomas, utilizando refugios para desamparados y todos los medios al alcance.

El alcalde dijo que la ciudad busca evitar que los hospitales sean saturados nuevamente por pacientes de COVID-19 y la influenza, evitando que las dos pandemias puedan juntarse, a una semana del otoño.

De Blasio, también informó que el Cuerpo de Pruebas y Rastreos de la ciudad evitó 15,000 eventuales nuevos casos de coronavirus y que casi el 80 % de todos los casos positivos están completando la ingesta denominada  “Test and Trace Corps” (examen y rastreo de cuerpos)”.

Señaló el alcalde que  las pruebas hiperlocales en el vecindario Soundview, de El Bronx, redujeron el nivel de positividad del coronavirus del 2.4 a 0.82 % en dos semanas.

Adelantó que el Ayuntamiento ampliará esos esfuerzos al sector de Borough Park, en Brooklyn, donde radican las comunidades judías más grandes de la ciudad,  y ya  se entregaron 10,000 máscaras en más de 20 sinagogas en ese vecindario.

Por su parte, la directora de promoción comunitaria del Departamento de Salud, María Ángela Soto, se unió al llamado del alcalde, recordando que la vacuna contra la influenza es gratis para todos los neoyorquinos.

Apple Store Google Play
Continuar