Nueva JCE

Por Jesús M. Guerrero

“La democracia necesita apuestas superadoras, que den al país una alternativa dentro del marco de amplitud indispensable para arribar a los consensos básicos, siempre, por supuesto, buscando afirmar los valores de la libertad y que aseguren la igualdad.” Raúl Alfonsín

Durante la semana pasada el debate sobre el tapete ha sido la nueva composición del pleno de la Junta Central Electoral, es algo vital para la reestructuración institucional del país la elección de los nuevos miembros, luego del rotundo fracaso que ha sido el pleno actual.

El pasado proceso electoral fue traumático y evidenció al país el fracaso de los pseudos independientes. La próxima JCE debe surgir del consenso desde el liderazgo político, para evitar traumas y controversias innecesarias. Debe estar conformada por hombres y mujeres con capacidad y moral probada.

Hay un sector de la sociedad que reclama nuevamente a los tristemente célebres “independientes” para presidir la JCE, al parecer han olvidado que la elección de los actuales miembros del pleno fue por su condición de notables e “independientes” y en estos comicios fueron cómplices de la crisis electoral por su actitud genuflexa ante el poder de turno.

Los que se perfilan como posibles Presidentes de la JCE, son algunos de los imparciales con un perfil parecido a los que montaron el pasado proceso electoral que desde las primarias de octubre fue de mal en peor con la vergonzosa suspensión de las elecciones municipales.

Creo que uno de los nombres más idóneos para presidir la JCE, es Eddy Olivares por la sencilla razón de que cuenta con la experiencia y sobre todo, su paso por la misma JCE es su mejor carta de presentación. Un ejemplo de la viabilidad de esto es la gestión de Milton Ray Guevara como Presidente del Tribunal Constitucional, no importó su afiliación política ni nada y los frutos de tan importante Alta Corte han sido valiosos para el país.

Las críticas por las afiliaciones partidarias son válidas, pero no pueden borrar la hoja de vida de hombres y mujeres que han desempeñado papeles honrosos en la administración pública.

Una nueva JCE es necesaria ya que la actual reprobó con muy bajas calificaciones ante los dominicanos en el rol de sus funciones y al punto que uno de esos “independientes” notables renunció y en menos 2 horas se retractó de la renuncia.

La Junta Central Electoral que surja del consenso de los actores políticos, debe estar conformada por hombres y mujeres que puedan garantizar la armonía durante la celebración de los comicios y la transparencia de todas sus ejecutorias.

“Un verdadero liberal se distingue no tanto por lo que defiende sino por el talante con que lo defiende: la tolerancia antidogmática, la búsqueda del consenso, el diálogo como esencia democrática.” Bertrand Russell

 

Por; Jesús M. Guerrero

Comenta