Nueva decana del Cuerpo Consular resalta aportes a relaciones comerciales

Por El Nuevo Diario viernes 12 de abril, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-  La nueva decana del Cuerpo Consular acreditado en la República Dominicana, Clara Reid de Frankenberg, destacó el rol, que consideró como invaluable, que desempeñan los cónsules honorarios en las relaciones comerciales, económicas, culturales y científicas entre el estado y los países que mantienen vínculos diplomáticos.

Reid de Frankenberg, quien es cónsul honraría en el país del reino de Noruega, precisó que el Cuerpo Consular está integrado por 138 cónsules, destacados ciudadanos dominicanos y extranjeros, que representan más de 80 naciones que delegan en éstos sus relaciones políticas, económicas y de protección de sus intereses.

La nueva decana del Cuerpo Consular acreditado en la República Dominicana fue escogida en la noche del martes 9 de abril, en la 67 Asamblea General Ordinaria anual de su consejo directivo, que seleccionó a sus nuevos integrantes para dirigir al organismo durante en el período 2019-2021.

Reid de Frankenberg sustituye en este cargo a Enrique De Marchena Kaluche, cónsul honorario de Jamaica en el país, quien presentó sus memorias y un informe de la gestión que finaliza, en la asamblea efectuada en la residencia de la cónsul del principado de Mónaco, Sonia Villanueva.

El nuevo consejo directivo está integrado, además, por los cónsules honorarios José Manuel Romero, de la República de Albania, vicedecano; Fernando González Nicolás, del Reino de Malasia, secretario; Gustavo Vega, de la República de Polonia, vicesecretario; Virginia Velázquez de Simó, de la Federación Rusa, tesorera, y Federico Reyes, vicecónsul honorario de la República de Trinidad y Tobago, vicetesorero.

Son vocales los cónsules honorarios Julio Oscar Zeller, de la República de Namibia; Virgilio Pérez Bernal, de El Salvador; Antonio Lama, de la India; Tomas González, de la República de Kazajstan; Emilio Hasbun, de Barbados; Roberto Casoni, de Italia en Puerto Plata y la región Norte; y Bettina Panzardi, de la República Oriental del Uruguay en la zona de Punta Cana y el Este.

Como asesores fueron designados los cónsules honorarios Ricardo Koening, de Antigua y Barbuda; Rosendo Álvarez III, de la República de Estonia; Juan Barceló Salas, de la República de Belarus, y como pasado decano Enrique de Marchena Kaluche, de Jamaica en Puerto Plata.

Sobre la nueva decana del Cuerpo Consular

Clara Reid de Frankenberg es egresada sobresaliente de la escuela de derecho de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (Unphu), laboró como abogada en la oficina de Ramón Tapia Espinal, y desde hace 12 años es presidenta de las empresas automotrices Reid y Compañía, y Autocamiones.

Es miembro del consejo de directores de la Asociación de Concesionarios de Fabricantes de Vehículos (Acofave) y en el 2012 fue designada por el rey Olaf V de Noruega, a través de Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, como cónsul honorario en la República Dominicana.

Sobre el Cuerpo Consular y los cónsules

El Cuerpo Consular acreditado en la República Dominicana fue creado el 9 de diciembre de 1952, mediante una asamblea constitutiva por los cónsules o encargados de asuntos consulares José Luis Cossio, de Perú; Ramón Martínez Hernández, de Noruega; Alfredo Pérez Castillo, de Venezuela, y Pedro Buñols Garrido, de Nicaragua.

Esta institución reúne a los representantes de los países que tienen relaciones diplomáticas en República Dominicana, con el objetivo de reafirmar y estrechar los vínculos entre el gobierno, sus autoridades y el Cuerpo Consular.

El cónsul es un cargo de un estado para ejercer funciones en el extranjero, del servicio exterior de un país, de carácter político, de información y propaganda administrada, aduanas, notarial y registro político.

Es el Ministerio de Exteriores, de Relaciones Exteriores o de Asuntos Exteriores es que le encarga al cónsul asistir a sus ciudadanos del país de origen en tareas como la tramitación y legalización oficiales, orientación para defensas judiciales, en caso de necesitarlo, poderes, fe de vida, certificados acreditativos de nacionalidad, otorgamiento y renovación de pasaportes, tramitación de documentos de identidad nacionales de su país.

Algunas de las funciones consulares tienen carácter notarial, o de fe pública y su firma equivale también a la de un notario, pudiendo cumplir incluso las funciones de un traductor jurado (también llamado traductor certificado o perito traductor). El ejercicio a cargo se rige por la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, de 1963.

Anuncios