Nombres y apellidos extraños

Por Danilo Correa martes 16 de agosto, 2016

En todas las culturas y países del mundo existen nombres y apellidos originales. Detrás de estas personas existe siempre una historia particular e interesante. Da la impresión de que muchos padres no se detienen a pensar que dichos nombres marcarán a sus hijos para toda la vida, en la mayoría de los casos, de forma negativa.

En casos extremos, la combinación de un nombre con un apellido raro pueden convertir la vida del agraciado en un calvario. ¿Pensarán algunos padres en arruinar la vida de sus hijos desde el primer dia de su nacimiento a este mundo cruel? Existen algunos nombres humillantes, nombres que no elegimos, sino que lo hacen nuestros padres. Muchos nombres pueden parecer extraños o procedentes de otras lenguas, sin embargo sorprende descubrir que la gran mayoría de ellos existen en el Santoral, como Kevin o Aaron. Cuando era un niño, creía que todos estos nombres particulares eran inventados o fruto de la brutalidad de la gente del campo.

En el Caribe, y en gran parte de América Latina, los nombres sirven para diferenciarte de los demás. Se busca la exclusividad. En ocasiones, los padres buscan nombres que nadie más pueda tener. En Cuba, es frecuente escuchar nombres de origen ruso, debido a los lazos históricos y culturales entre estos dos países. De ahí el nombre de Vladimir o Niurka. Los nombres más comunes se rigen por modas. Hasta mediados del siglo XX, la lista de nombres comunes crecía muy lentamente. Los padres no solían arriesgar mucho con el nombre de los hijos. Según el profesor de psicología y neurociencias de la Universidad de Indiana (EE.UU), Robert Goldstone, las modas de nombres más populares cada vez son más efímeras. Es frecuente encontrar el nombre de Heidi en personas que nacieron poco después de 1974, año en que comenzó a emitirse la famosa serie de televisión. Algo similar ocurre con el nombre de Kevin, en alusión al actor Kevin Costner. Cristiano, Lionel (Messi) o Neymar van por el mismo camino.

Está estudiado que las personas con nombres y apellidos raros llegan más alto en una supuesta escala social que los que presentan nombres y apellidos más comunes. Al parecer, el nombre está asociado con el progreso, aunque el tema no está estudiado en profundidad. En la actualidad, los nombres más comunes masculinos son: Hugo, Alejandro, Daniel, Pablo, Álvaro, Adrián, Mario y Diego. Los nombres femeninos más comunes son: Lucía, María, Paula y Daniela. Hoy en dia, se tienen en cuentan muchos parámetros, cuando se eligen los nombres, la mayoría, muy ligados al entorno social del momento del nacimiento. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), Daniel y Lucía son los nombres más populares entre los niños españoles. En España, que ya no es una sociedad tan tradicional, los nombres más frecuentes del Padrón siguen siendo los tradicionales: Antonio y José para los hombres y María del Carmen y María para las mujeres.

Las nuevas generaciones prefieren nombres como: Daniel, Pablo, Mateo, Hugo, Alejandro, Paula o Daniela. El nombre no marca la personalidad, aunque existen personas que creen en ello. Con los nombres sucede algo similar a cuando se mezcla la astrología con las personas. Se hacen generalizaciones con un lenguaje ambiguo que engloba a mucha gente. De esta manera una gran cantidad de personas se sienten identificadas con los atributos que se asocian a ese nombre en concreto. Se intenta ser determinista, cuando se trata de un tema, principalmente, posibilista. La sociedad cuenta más que la genética y el azar.

El nombre de Lucía procede del latín y está relacionado con la luz y el nacimiento. Significa luz o la que nace de la luz. Daniel es un nombre de origen hebréo que representa la justicia de Dios. Alejandro es de origen griego. Significa el que defendía al hombre; el protector. María es de origen hebréo. Significa la elegida, la amada de Dios. En la mayoría de los casos, los padres, no miraron el significado del nombre de su hijo antes de la elección. Como si de la bolsa de valores se tratase, muchas personas prefieren poner nombres a sus hijos que comienzan a estar de moda frente a otros que están en decadencia o que parecen poco modernos. Mi propio nombre, Alcides era Heracles para los griegos y Hércules para los romanos. Alcides significa “el fuerte” y era hijo de Zeus. Cuenta la leyenda que Alcides se cambió el nombre por el de Heracles, que significa Glória de Hera.

En Ecuador se pueden encontrar nombres tan extraños como: Adolfo Hitler Flores de Vargas, Alí Baba o Vicks Vaporub. En España se pueden poner a los niños disminutivos o nombres de fantasía como: Lola, Marte o Pepe. Están prohibidos nombres insultantes, los que pueden resultar perjudiciales, los que hagan confusa la identificación, los nombres de los hermanos y aquellos que induzcan a error en cuanto al sexo. Según el Ministerio de Justicia, en España, está prohibido llamar a los niños Lenin, porque se considera un apellido, según la doctrina de la Dirección General de los Registros y del Notariado. Se pueden poner nombres en inglés, pero no Pedro a una niña. Según la ley no se puede poner más de un nombre compuesto, ni más de dos simples. Es extraño que en España, el país que inventó la siesta, solo existan 33 personas con el apellido Vagos. En la ciudad española de León es en donde se utiliza más la costumbre de poner a los niños el nombre de los santos del dia.

En el 2009, las autoridades del estado de Nueva Jersey (EE.UU) retiraron a Heath Deborah Campbell la custodia de sus tres hijos por llamarlos Adolf Hitler Campbell, Joycelynn Aryan Nation Campbell y Honszlynn Himmler Jeannie Campbell.

En algunas ocasiones suele ocurrir que padres e hijos tengan el mismo nombre. Cuando esto ocurre se utilizan disminutivos para diferenciarlos. Miguel y Miguelito, por ejemplo. Cuando padre e hijo tienen el mismo nombre suele producirse una competencia o un rechazo, inconsciente, entre los dos familiares. El hijo intenta superar al padre o hacer lo contrario. El padre quiere que su hijo progrese, pero no que le supere, para mantener su hegemonía en la familia. Los padres que optan por llamar a sus hijos como ellos son personas narcisistas.

Hay personas a las que le resultan atractivos los nombres de personajes famosos, históricos o que simplemente están de moda en ese momento. De ahí que existan nombres como Disneyland, Brexit, Michael Jackson, Michael Jordan, Nikola Tesla, Charles Darwin, Batman Suparman, James Bond, Yan Clock o Batman.

A pesar de las modas, en Castellano, los nombres más comunes son: Agustín, Alberto, Alejandro, Alfredo, Ana, Andrés, Antonio, Eduardo, Enrique, Felipe, Iván, José, Juan, Beatriz, Carlos, David, Daniel, Elias, etc. Nombres como: Adela, Alejo, Ambrosio, Anastasio, Aurea, Amancio, Ambrosio, Armando, Catalina, Desiderio, Edmundo, Evaristo, Eufemia, Exuperancio, Edmundo, Encarnación, Facundo, Filemón, Gaetano, Ladislao, Macario, Peregrino, Primitivo, Públio, Sabino, Salvio, Sifrido, Siro, Telmo, Tarcisio, Urbano, Valerio, Visitación, Zacarías, Zoe, Anacleto, Cornelio o Bienvenido, suenan añejos.

Las letras con las que menos nombres existen en Castellano son: K,Q, W, X e Y. Con la letra Y solo existen dos nombres en el Santoral: Yolanda y Ywio. El primero es muy común, mientras que el segundo es casi inexistente.

En la República Dominicana es frecuente escuchar nombres como estos: Agapito, Agripina, Cipriano, Clotilde, Eduvirgen, Elpidio, Emerenciano (Mere), Erminio, Fausto, Filomena, Florencio, Florián, Fulgencio, Guadalupe, Genoveva, Gertrudis, Gisela, Hipólito, Heladio, Heriberto, Heliodoro, Inocencio, Isidoro, Jacobo, Marcelino, Máximo, Macario, Marciana, Margarita, Narciso, Nicasio, Nemesio, Onesimo, Octavio, Otilia, Olvido, Prudencio, Purificacion, Pantaleon, Quirino, Silverio, Silvestre, Simplicio, Sinforosa, Secundino, Severino, Teodoro, Timoteo, Toribio, Teofilo, Viviana, Wenceslao, Wilfrido o Zenón.

Existen nombres que suenan bién en masculino y en femenino. Juan/a, Julio/a. Y otros que no suenan tan bién: Francisco/a, German/a, Hilario/a, Jacinto/a, Vicente/a, Grabriel/a. Nombres compartidos con amimales y cosas: Foca, León, Ábaco, Adelaida, Canuto, Cayo, Lobo. Nombres con atributos: Alegre, Amable, Bello, Clemente, Fresco, Frígida, Justo, Hermoso, Honesto, Humilde, Noble, Modesto, Paciente, Pacífico, Severo, Fina, Inmaculada, Novato, Oportuna, Perpetua, Grato, Rastrero, Sabio, Colorao, Peligroso,etc.

Los apellidos Bueno y Malo no abundan mucho, pero resulta curioso que existan unas 68.000 personas con el apellido Bueno, mientras que solo 5.500 con el apellido Malo. Esto quiere decir, que existe 1 Malo por cada 12 Bueno. Existen, aproximádamente, 1.800 personas con el apellido Cansado. Lo extraño es que 8 de ellas sean “Cansado y Cansado”. Eran tan vagos que solo se relacionaban entre ellos. Existen más de 7.300 personas con el apellido Matamoros. Se trata de un apellido políticamente incorrecto en la actualidad. Por su propia seguridad, ninguno vive en Céuta o Melilla. El apellido Moro, puede significar una comida dominicana, pero también es un término peyorativo en España.

Existen nombres con moraleja: Segundo, Frontón, Gemelo, Lea, Materno, Porro, Barriga, Alba, Constancia, Parásito. Nombres con solera: Amanda, Apolonia, Blas, Elvira, Fátima, Filemón, Florencia, Genoveva, Godofredo, Guadalupe, Ildefonso, Isidora, Jerónimo, Josefina, Leónidas, Magdalena, Matilde, Mercedes, Petronila, Policarpo, Presentación, Rufina, Asunción, Acacio, Amadeo, Basilio, Calixto, Demetrio, Dionisio, Epifania o Úrsula. Las personas con el nombre de Josefa tienen una media de edad de más de 65 años. Nombres que pueden ser nombres y apellidos: Buenaventura, Francoy Domingo, entre otros.

Existen nombres combinados que resultan agradables como: Juán Carlos, Juán Pablo, Juán José, José María, Miguel Ángel, José Antonio, José Manuel. Pero también combinaciones desagradables al oído: Elías María, Emerio José, Esiquio José, Julio María, Felipe José, Francisco Javier, Gil María, Honesto María, Leopoldo José, María Micaela, María Josefa, Miguel María, María Dolores, María Pilar, etc. Nombres relacionados con el séptimo arte, el deporte o la música: James Bond Cero Cero Siete, Yam Clock Alejandro, Batman Bin Supraman, Elton Jhon Herrera Orozco, Michael Jordan Abreu Peña, Matrix Examsion. Está bien que te guste el cine o la música, pero esto es excesivo.

Existen nombres publicitarios. En estos casos, los padres eran tan brutos, que no diferenciaban una marca publicitaria o eslogan de un nombre de persona. En este apartado podemos encontrar nombres como: Foiegrascruelty Dotcom, que es original del Reino Unido, Jonny Walker Cano (Paraguay), Toshiba, Chicle Faustino, Barney Frankfurt, entre otros. Algunos nombres están relacionados con el mal gusto. Jesucristo Hitler Paracelso Montoya de Colombia. Bruce Lee Antonio Félix Cabrera (R.D), Disney Landia Rodríguez, Christmas Day Balam Koyoc (México), Adolfo Hitler Flores de Valgaz (Ecuador), Burgundofora Salinas Aparicio (España), Email Suárez Barboza (Uruguay), Usnavy Marina Pérez (México), Venezuela Libre Socialista Marcuno Vásquez. Como se pase al capitalismo, vaya decepción se llevarán los padres. Juán Pablo Duarte Pérez Báez, Winston Churchil de la Cruz Mercedes, Anal Rafaél Amparo Tejeda, Chocha Colón García, Cuca Altagracia Feliz Segura, Virus Margarita Hernández Madera, Chinchín de Oleo Javier, Colorao Castillo Reynos, Amarillo Polanco Florán Pelao de la Rosa Rampez o Anafe Sandoz Rojas.

En la actualidad, es frecuente que muchos padres pongan nombres extranjeros a sus hijos porque suenan bien. Irina, Anastasia, Jackson, Aída, Frida, Izan, Jana, Martina, Valentina, Milo, Merlín, Thiago, Wilson o Zoe son algunos ejemplos. Una curiosidad, tanto en España como en Estados Unidos, el mes en el que nacen más niños es “septiembre”. Mi hijo, por cierto nació en septiembre.

Los campeones entre los nombres y apellidos más extraños en castellano son: Digna Marciana, la familia Tetas Planas, Gavilán Vívora, Tenedor Cuadrado, Gallo Enamorado, Rey Follador, Comino Grande, Nieto de Dios, Martín Cabezón, Pies Planos y Viejobueno. Seria terrible llamarse Miguel Marco Gol, y que no le guste el fútbol. Verdugo de Dios, Emiliano Salido del Pozo, Margarito Flores del Campo, José Sin Mayordomo, Agustín Cabeza Compostizo, Marcos Corrón, Hortensia Rosa del Valle, Estrella de la Osa Mayor, Abundio Verdugo de Dios (ensañamiento como dicen en criminalística), Pere Gil, Leandro Gado, Ramona Ponte Alegre, Pascual Conejo Enamorado, Eva Fina Segura, Débora Nabos, Presentación de Piernas Largas, José de la Polla Grande, Mirren Amiano Desnudo, Antonio Suelta Melo, Unai Nomás, Antonio Bragueta Suelta, Ana Pulpito Salido, Fernando Coco Cuadrado, Txema Foro, Mario Neta, Ester Colero, Mary Conazo, Soila Cerda, Elsa Polindo, Elba Calao, Pedro Trabajo Cumplido, Concha del Toro Bravo y Francisco Lorín Colorado.

Los siguientes le van a la saga. José Luís Lamata Feliz, Encarna Vales, Ramón Calavera Calva, Jesús Estan Camino, Miguel Ángel Ternero del Toro, María Dulce Tetas, Ana Mier de Cilla, Elsa Capunta, Dolores Fuertes de Barriga, Débora Melo, Aquiles Bailo, Zoila Meza, Armando Paredes, Beatriz Gorda Tirada, Marlene Sacamoco, Armando Guerra,Tomás Viejo Feo, Silvia Silva Fuerte, Castro Mascota, Elsa Pato, Elba Lazo, Elba Zurita, Elba Gina, Elvio Lao, Esteban Dido, Susana Oría, Zacarías Flores del Campo, Keca Galindo, Débora Cabezas Parada, Sevelinda Parada, Rosa Cortada del Rosal, Ismael Solo y Triste, Sonia Vieja Alegre, Felicidad Paz Amor, Hilario Cazador Cansado y Ana María Pajas.

No se lo tomen a broma, son nombres reales. Antonio Bragueta Suelta, Sandalio Botín Dezcalzo, Perfecto Ladrón Honrado, Rosario del Cura Sacristán, Alfonso Seisdedos, Luz Cuesta Mogollón, Grato Amor Jurado, Antonio Arrimadas Piernas, Armando Bronca Segura, Benito Camela, Conesa Cara, Niño Manso, Ester Minada, Aitor Tilla, Dolores Delano, Elena Nito del Bosque, Aitor Menta, Domingo Diaz Festivo, Maria Concepción Culo Bonito, Elba Lazo y José de la Polla.

Una tal Digna Marciana, nombre real, participó en un anuncio de televisión simulando a un alienígena. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España existen más de 1.600 personas que se llaman “Marcianas”, la gran mayoría son de la tercera edad. En la localidad española de Huerta del Rey se pueden encontrar los nombres más extrambóticos en Castellano. El motivo es que a finales del siglo XIX, un secretario del Ayuntamiento, ante los problemas que generaban la repetición de nombres en correos y trámites administrativos, se le ocurrió la “genial” idea de recurrir al santoral para terminar con el problema. De ahí que nombres como Digna Marciana, Cancionila, Sindulfo, Onesiforo, Honorario, Ataulfo, Ladislao, Pantaleona o Filadelfo todavía suenen con normalidad por sus calles. Con nombres así, lo extraño es que tus compañeros no se rian de ti cuando pasan lista en el colegio o cada vez que pronuncian tu nombre en cualquier parte. Los humanos somos muy crueles cuando queremos.

En todo el mundo existen nombres y apellidos extraños, pero la medalla de oro se la lleva la República Dominicana. En Quisqueya podemos encontrar nombres como estos: Teamo Amador Montero, Papasito LuísYois, Email Suárez Barboza, Virus Margarita Hernández Madera, Chinchín de Oleo Javier, Nuevecita Colón Santana, Peligroso Suero Noboa, Toshiba Fidelina Gómez Peralta, Chicle Faustino Faesta Fosten, Chocha Colón García, Güebín Rondón De La Cruz, Barney Francfort Francis Samuel, Anal Rafaél Amparo Tejeda, Amarillo Polanco Florián, Pelao De La Rosa Ramírez, Michael Jordan Abreu Peña, Cuca Altagracia Feliz Segura, Elton Jhon Herrera Orozco, Bruce Lee Antonio Félix Cabrera, Mazda Altagracia Ramírez Pujols (en honor a su coche), Colorao Castillo Reynos, Anafe Sánchez Rojas, Juán Pablo Duarte Pérez Báez (no hace falta ser tan patriota), Winston Churchil De La Cruz Mercedes, Popolón Rosario Fortuna o Wachi Ledesma Pérez. Más de uno debería demandar a sus padres por daños y perjuicios por estos denigrantes nombres.

Como la sociedad, las palabras evolucionan. El apellido “Cabezón” puede hacer cierta gracia, pero en el pasado hacía referencia a jefe. El apellido más común en España es García. Llevan este apellido cerca del 7% de la población. Los problemas de consanguinidad pueden ser muy peligrosos, sino pensar en muchas familias de la antigua nobleza. Ahora entiendo por qué hay tan pocos García inteligentes. Algo similar ocurre con los Fernández, López, González o Pérez. Es una broma. Muchos apellidos están relacionados con la tarea o el oficio al que se dedicaba el clan familiar. De ahí apellidos como Carpintero o Herrero. El apellido alemán Müller procede de la palabra “Miller” que significa molinero. En Inglés, el apellido más común es Smith. En otros países el primer puesto se lo disputan, Schultz y Müller en alemán, Martin y Dobois en francés, Rossi y Alberti en italiano e Ivanov y Smirnov en ruso. En China, Li (Lee), Wang y Zhang copan las primeras posiciones. Se calcula que un 10% de los chinos se apellidan Li. En la India no se utilizan los apellidos. El nombre del padre sustituye al apellido que conocemos nosotros.

Con los nombres y los apellidos pasa como con las familias, no los elegimos, y resultan en muchas ocasiones un arma de doble filo. Algunos científicos afirman que el nombre puede condicionar la personalidad. Aunque en muchos países es posible cambiar el nombre con el que venimos al mundo, la mayoría permanece con el mismo durante el resto de su vida. Somos animales de costumbres, y como tales, muchos nos acostumbramos al que nos pusieron nuestros progenitores. El nombre es una de las pocas cosas que no podemos elegir, aunque luego podemos rectificar.

Por Alcides Pimentel Paulino

Anuncios