No sigamos cometiendo el crimen de sepultar nuestra memoria histórica

Por Osvaldo A Basilio Reyes Sábado 22 de Abril, 2017

La mayoría de los países desarrollados llámense de Europa, Asia y América, poniendo como ejemplo en este último caso a Los Estados Unidos de América, que es con el que más tenemos relaciones por pertenecer a nuestro continente y de una manera una otra conjuntamente con otros países, nos han tendido la mano para coadyuvar a la satisfacción de nuestras necesidades más perentorias, aunque con algunas intervenciones que no han contado con el apoyo de nuestra sociedad.

Estos países respetan, veneran y mantienen viva la memoria Histórica de sus hombres y mujeres que se sacrificaron para darles una identidad como Nación, estando conscientes estos países, que no puede haber desarrollo sin darles el mérito correspondiente a esos ciudadanos y ciudadanas que se sacrificaron y lucharon hasta aceptar la muerte por la causa para ver materializado sus sueños de grandeza patria tanto en lo económico como en lo social

El amor y recuerdo a esos súper ciudadanos y ciudadanas constituye para ellos motivos de orgullo, teniéndolo como parte de su educación, ya que no puede haber positivamente hablando un presente viable sin un pasado que le sirva de referente.

Podemos ver en los periódicos tanto nacionales como internacionales que se hacen eco de las festividades, en este caso pongo como ejemplo de nuevo a los Estados Unidos de América cuando sus ciudadanos y autoridades fusionan sus sentimientos para darle paso a la Algarabía y colorido a sus fiestas patrias, por ejemplo George Washington, Thomas Jefferson, Abrahán Lincoln, los patriotas caídos que pelearon en la guerra, etc.

En nuestra amada República Dominicana, somos tibios en esa materia, ya que se puede percibir el poco orgullo que mostramos en los días de fechas Patria, hasta el extremo que se le da poca importancia, salvo algunas excepciones, pecando la mayoría de los medios de comunicación de no darle la merecida difusión a esas fechas patria para de esa manera los ciudadanos y ciudadanas de nuestra querida República especialmente la juventud puedan conocer y amar a esos referentes históricos nuestros, fechas que en la mayoría de las veces son opacadas por la difusión de algunas noticias que aunque negativas son de interés nacional, como es el caso de la difusión hasta empalagar del caso Odebrecht y los supuestos soborno a algunos funcionarios dominicanos que han ejercidos sus funciones desde el 2001 hasta el 2014, del que tenemos la esperanza que todo se aclare sacando a luz pública y enjuiciando a los responsables, para de esa manera llevar la confianza de la ciudadanía a sus autoridades, pero sin enlodar las reputaciones bien ganadas que son la mayoría, para el bien de nuestra sociedad, tomando en cuenta que no son todos los que están, ni están todos los que son.

He titulado este escrito, “no cometamos el crimen de sepultar nuestra memoria Histórica “, tomando como base, una fecha Histórica muy importante y reciente, que fue la del pasado 9 de Marzo en que se cumplieron 200 años del Nacimiento de FRANCISCO DEL ROSARIO SANCHEZ, principal patriota que se puso al frente de la avanzada del grupo de los Trinitarios como consecuencia del destierro forzoso de que fue objeto Juan Pablo Duarte Diez, para obtener nuestra separación e independencia de la República de Haití.

Sánchez fue un entusiasta y valiente patriota, que puede decirse fue merecedor doblemente de este calificativo, ya que fue protagonista de dos de las principales Epopeyas dominicanas, que fueron La independencia y la Restauración de nuestra República, siendo fusilado en esta última conjuntamente con otros patriotas por orden del General Pedro Santana y sus satélites anexionistas, el 4 de Julio del 1861 en el cercado lugar perteneciente a San Juan de la Maguana, estando todavía Sánchez en la flor de la Juventud madura.

Muchos enemigos de este patriota, le enrostraban el haber entrado a nuestro territorio por Haití, país contra el que había luchado para obtener nuestra independencia, contestándole Sánchez lo siguiente: “si entre a nuestro territorio por Haití fue porque esa era la única parte por donde podía entrar” pero le digo con orgullo y Nacionalismo que yo soy la Bandera Nacional.