No, no esto no puede ser verdad

Por Luis D. Santamaria martes 6 de agosto, 2019

Es algo lamentable el hecho de que sean precisamente las  autoridades que estarían propiciando la desforestación del país al otorgar alegremente permisos para el corte de millares de árboles maderables y frutales en una acción horrorizante.

De acuerdo a una publicación del periódico Listín Diario en su versión digital revela algo que mueve a preocupación y es el hecho de que supuestamente las autoridades dominicanas han otorgado permisos para el corte de hasta 257,237 árboles.

Esta información la dio a conocer el vicepresidente de la Fundación Grupo Punta Cana, Jake Kheel, al hablar sobre el “colapso callado” que están sufriendo los bosques de la isla.

Kheel fue el orador principal del almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio de República Dominicana y allí advirtió sobre las amenazas que enfrentan la flora y la fauna del país, específicamente en la Sierra de Bahoruco, debido a la tala legal e ilegal para la producción y comercialización de carbón.

“El carbón es un producto que se trafica de los bosques dominicanos a las ciudades de Haití, porque la gran mayoría de los haitianos lo necesitan para cocinar. Se estima que más de 80% de los haitianos dependen del carbón para cocinar. Para un país de 10 millones de ciudadanos, es mucho carbón”, enfatizó Kheel.

El señor Kheel es un experto en desarrollo sostenible y desde hace más de diez años está ligado a los temas ambientales del país. Esto lo llevó a producir el filme documental “Muerte por mil cortes” en el que en penosas imágenes plasma la cruda realidad del comercio de carbón en el país, que según Kheel no está limitado a los haitianos.

“En las áreas de bosque seco alrededor del Lago Enriquillo existe una intensiva producción ilegal de carbón, casi a una escala industrial. Y esa producción es controlada directamente por dominicanos”, afirmó.

Exportación

Es por eso que Kheel planteó que el buen manejo de los bosques se ha convertido en un gran riesgo en el país. “Esto se va a volver un desierto en poco tiempo”, es una frase de uno de los fragmentos de la película.

“Durante nuestras investigaciones encontramos que existe producción de carbón que cuenta con permisos del Ministerio de Medio Ambiente. Ese carbón autorizado se está exportando a países desarrollados para uso como BBQ (barbeque)”, indicó.

Kheel señaló que en las cifras de las aduanas de los Estados Unidos República Dominicana figura entre sus principales suplidores de carbón.

“La producción autorizada de carbón debe contar con estudios de impacto ambiental, supervisión técnica y controles para asegurar que no deforesten en áreas protegida, ni (se afecten) especies amenazadas, ni que se entre en el tráfico ilegal. Eso no está ocurriendo”, advirtió.

Ante la situación aquí planteada, Kheel instó al Gobierno y a la sociedad en general a buscar la forma de solucionar este problema porque “eso tendrá consecuencias importantes”. Agregó que el asunto se debe enfrentar en coordinación con Haití.

POR LUIS D. SANTAMARIA

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar