¡No hay marcha atrás…hay reelección!

Por Pedro Rene lunes 25 de marzo, 2019

Una de las herramientas más necesarias que debe tener un político, es un buen eslogan (slogan); tan importante como un plan, un  programa de gobierno, un buen discurso y la capacidad de conquistar el voto con su  retórica.

El eslogan no es más que una frase original y breve, que dice mucho en pocas palabras y da una idea a quien la lee o la escucha, de qué habrá detrás de tal o cual candidato. Siendo yo un mozalbete , escuchaba esas frases que contagiaban , eran disparadas a cada minuto por radio y televisión , que de tanto repetirse uno siendo un niño las tarareaba como si fueran estrofas de una canción .

Recuerdo como ahora, cuando mis hermanos y yo tarareábamos eslóganes: ¡vuelve y vuelve! ; ¡Mientras Balaguer aspire que nadie aspire! (refiriéndose a Balaguer y sus reelecciones).

También recuerdo a Peña con: Primero la gente; hasta me recuerdo de un slogan de Juan Bosch: ¡Ahora Bosch! Realmente era muy joven, un niño inconsciente de lo que significaba cada frase de estas, pero como dije anteriormente se repetían cada minuto; particularmente mi hermano menor, puedo afirmar que casi lo primero que dice cuando estaba aprendiendo a hablar fue el ¡Ahora Bosch!

Los años pasaban y los slogans iban y venían ; pero ya cuando sí tuve conocimiento de lo que significaba cada una de estas frases , escuché : “El nuevo camino” , que no era más que la llegada del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a la primera línea de la política; encabezado por Leonel Fernández , siendo muy jovencito me impactó cómo estos jóvenes se hacían con el poder , y ver a un joven Leonel jugar baloncesto con el “Jay” Payano en plena campaña , era casi un espectáculo .

Asimismo el tiempo, curioso elemento indetenible nos trajo más slogans; Hipólito llegó con: “Gobernaré para todos sin olvidarme de los míos”; y ciertamente no se olvidó de los suyos, más sí se olvidó de todo lo demás incluyendo el país; yo en mis breves años nunca había visto una crisis económica igual. Los más jóvenes no vivieron esa triste experiencia (gracias a Dios); pero de lo que si podemos estar seguros, es que tomando las medidas incorrectas podemos estar peor, mucho peor. Hoy se visten de un supuesto cambio siendo en un 90% los mismos que metieron a nuestro país en un desastre de marca mayor. Hipólito siguió con otro slogan, usado para su fallida (gracias a Dios) repostulación, que  decía: “Aún nos queda mucho por hacer”… suerte que no pudieron hacer más…

De igual forma siguieron los eslóganes (slogans). Repite el PLD y conecta con el pueblo con un: ¡é pá fuera que van! ese slogan se hizo viral, y así  lograron sacar al funesto gobierno de Hipólito (que era en un 90% lo que hoy se conoce como PRM). Sigue el PLD en el poder tras una controvertida reelección de Fernández; controvertida por un supuesto acuerdo no escrito con Danilo Medina que no se cumplió y terminó con un: “Me venció el Estado”.

Para esta reelección Fernández usó su famoso: ¡E palante que vamos!; al parecer le gustó mucho, porque todavía hoy lo utiliza como grito de guerra al finalizar sus discursos. Llega Danilo Medina al gobierno, con el que para mí  sería el slogan de mayor calado y contenido en la historia política dominicana, éste slogan es: “Continuar lo que está bien, corregir lo que está mal y hacer lo que nunca se hizo”; como a mi parecer, así se ha hecho en lo que lleva de gobierno Danilo Medina. Posteriormente Fernández intentó asomar la cabeza con un: “Soplan los vientos” pero tal parece que esos vientos no tenían mucho aire y les faltaba oxigeno, hasta que finalmente se esfumaron… A su vez, Danilo Medina se saca debajo del brazo un: “manos a la obra” que sigue mandando mensajes directos a los dominicanos: “El progreso se construye trabajando”.

Por otra parte Fernández, ha logrado colocar entre sus seguidores, el: ¡No hay marcha atrás! haciendo referencia de que esta vez no se devolverá en sus aprestos por retomar la presidencia de la República, pero dice un dicho muy famoso: “Crea fama y échate a dormir”; entonces,  lo que sucedió una vez, ciertamente puede ocurrir otra vez y otra vez…

Asimismo, se pudiera afirmar  que el ¡No hay marcha atrás! tendría  una interpretación  diferente y que el propio Leonel nos la reafirma cada vez que repite su “grito de guerra”. Por ejemplo, se puede decir que: ¡No hay marcha atrás en la educación! ; ¡No hay marcha atrás en el campo dominicano! ; ¡No hay marcha atrás en el adecentamiento de la sanidad dominicana!; ¡No hay marcha atrás en el apoyo a la primera infancia! ; ¡No hay marcha atrás en la seguridad de los dominicanos en las carreteras! ; ¡No hay marcha atrás en el sistema nacional de atención a emergencias y seguridad! ; ¡No hay marcha atrás con  el apoyo a los pequeños empresarios!…En fin… ¡Somos los dominicanos que no marcharemos hacia atrás! Nuestro presente es más prominente que nuestro pasado. Desde hoy y en lo adelante la consigna será…

¡NO HAY MARCHA ATRAS…HAY REELECCION!

 

Por: Pedro René Almonte Mejía

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar