¡No Hay Marcha Atrás!

Por Iván Canals viernes 11 de enero, 2019

La manipulación y la distorsión son elementos que al momento de crear una falsa percepción juegan un rol de primer orden. No es ajeno para a nadie de como en la actualidad, y porque no, desde hace tiempo se viene adulterando la realidad mediante estrategias de comunicación. Muchos ya lo han definido como la “Posverdad’. Y es que en medio de la verdad y la mentira hay una frontera flácida que con uso interesado y a su vez, acompañado de una poderosa maquinaria mediática y de propaganda sirve como base para que el engaño pueda ser sustentado o por lo menos no se asemeje a la falsedad. Cada día este realidad viene acrecentándose en nuestro diario vivir.

Desde el primer minuto en que Leonel Fernández salió de la presidencia en el año 2012 ha sido víctima de los ataques más despiadados, desmesurados y dañinos que jamás algún líder en la historia dominicana haya experimentado. Y es que sin guardar la forma ni mucho menos el fondo; ciertos sectores desde un largo tiempo han tenido como tarea fundamental llevar a cabo una embestida de acusaciones despiadadas, perversas y sin fundamentos en contra de Leonel buscando a toda costa ultrajar su integridad y liderazgo con la finalidad de eliminarlo políticamente de una vez y por todas lo cual no les ha sido posible.

Ha sido tanta la crueldad que han tratado de poner entre dichos el poder de decisión del líder del PLD en coyuntura delicadas, queriendo con esto confundir la sensatez, humildad y decencia y sentido de la historia de Leonel, con la indecisión y la flaqueza, lo que sin lugar a equívocos, es totalmente falso, ya que si, por algo se ha caracterizado Leonel Fernández es por ser un líder firme, decidido y de temple tanto en lo político como en lo gubernamental, ya que siempre ha tomado decisiones responsables, independientemente del momento o coyuntura que estas se presenten. Nunca la popularidad y la percepción han sido factores relevantes que influyan en sus tomas decisiones ya que históricamente y de manera responsable ha hecho pura y simplemente lo que requiere el momento, dejando que el tiempo sea el juez y de la respuesta en su justo momento.

La base del sólido liderazgo de Leonel se sustenta en su trabajo intenso, dedicación, vocación de servicio durante los años, más una extensa obra de gobierno que tiene simientes en todo el territorio nacional. Estos elementos son los que fortalecen y blindan a Leonel de sus adversarios los cuales sienten preocupación, desesperación y frustración ya que a pesar de tantas marañas y zancadillas realizadas durante todo este tiempo aún el presidente del PLD experimenta un crecimiento vertiginoso y envidiable en el seno del pueblo al cual también todos los sondeos lo dan puntero y ganador para el próximo torneo electoral del 2020.

Si hay una fuerza invencible es la de un pueblo unido, al cual ningún obstáculo ni mucho menos manipulación lo detiene en su decisión de seguir avanzando, y eso es lo que exactamente está sucediendo en estos momentos en todo el país donde casi dos millones y contando de dominicanas y dominicanos han dado un paso al frente con su líder a la cabeza y han dicho decididos y firmemente. ¡No Hay Marcha Atrás!

Iván Canals.

Anuncios

Comenta

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar