No habrá forma de librarse de la recesión económica por la pandemia

Por Edgar Marcano lunes 25 de mayo, 2020

Ante el terror del Covid deseamos desesperadamente volver a la normalidad cotidiana, mientras RD parece ser un inmenso vertedero a cielo abierto en erupción sin reciclaje a la vista de cara a la guerra contra una bestia invisible, más nuestras condiciones infrahumanas de vida parece hacernos resistente, así no hay forma de garantizar salud pública para nadie ni hay medida que valga y el encierro forzoso se hace insoportable, su desescalada en orden es necesaria, ahora cada infeliz retornará a la vida con más miseria, en este escenario tigres y malandrines exhiben con penoso desparpajo su asunción como alcaldes y concejales exaltando su salvajismo sin disimulo lo cual sólo conduciría a gestiones municipales fallidas en una actitud muy opuesta al liderazgo imperante efectivo y exitoso en el progreso sostenible que hoy tenemos bajo la égida de Danilo y su sucesor el penco Gonzalo.

Esos bárbaros ediles vienen a enturbiar la democracia en ciernes, ojalá esa no sea la calidad de los críticos opositores que vengan a suceder la actual gestión, esos carajos locos vienen a actuar en menoscabo de los reclamos municipales, mientras furiosamente cavan su propia fosa, con el Covid RD es un cementerio de hombres vivos, con peregrinos demenciales y tácticas militares no se logra control epidémico, en tanto dengue, malaria y demás enfermedades tropicales brotan, en ese ínterin desaprensivos solicitan la erogación de los fondos AFP a sabiendas de que esa liquidez es el torrente del progreso y no plata a la vista sino inversión en títulos, nos alarma que Covid rebrote, cuando aún ignoramos como mitigar su brote, Dios quiera y esa peste no haya llegado para quedarse en RD y le robe el protagonismo a las enfermedades endémicas y cotidianas.

Tras meses de pesadilla de terror de contagio de una peste sin freno y sin reversa, comunidad científica desesperada, esos de que dizque Covid no circula entre los hacinados y sin higiene es un cuento chino, ojalá sea cierto que el verano mate la peste y que RD deje de tratar a Covid con remiendos cosidos por las manos del libre mercado y con el hilo de un estado famélico, sálvese quien pueda es un grito muy injusto.

¿Cuándo vamos a arreglar lo que está mal?, para una población desorientada, desprotegida e insegura, ¿Cuándo vamos a hacer lo que nunca se ha hecho?, para darle sentido real al estado social democrático de derecho que dispense dignidad, derecho y seguridad colectiva, ¿Cuándo vamos a continuar lo que está bien?, para dirigir los recursos a la población con justicia, solidaridad, compromiso, democracia, seriedad y valentía.

Es un crimen de lesa humanidad que en un país miserable predomine un sistema de salud privado regido por las leyes de las fuerzas del mercado, es hora de fortalecer el sistema de salud pública eficiente. RD no tiene forma lógica de liberarse de la recesión económica por la pandemia, es imposible mantener el mismo valor del PIB del año pasado, no sabemos cuándo reanudaremos las principales actividades económicas, solo un demencial profeta peregrino osa una proyección tan optimista en tiempos de peste cuando todo pende del comportamiento impredecible del leviatán Covid.

Por Edgar Marcano

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar