No doctor Leonel esa defensa no convence

Por Luis D. Santamaria lunes 10 de junio, 2019

Muy pobre la defensa del ex presidente Leonel Fernández a las acusaciones que les hace el periodista peruano, Jaime Bayly sobre su supuesto vínculo con sectores del chavismo y el narcotráfico que estarían financiando  sus aspiraciones de volver al poder.

Ha sido muy pobre y cuestionada la defensa del expresidente sobre la  gravedad de la denuncia hecha por el comunicador a través de su programa de televisión que se difunde por un canal de alcance internacional con sede  en Miami, Florida, Estados Unidos.

El periodista hace mención de cómo a través de la Fundación Global y Desarrollo (Fundglode) se estaría lavando dinero sucio del narcotráfico que a título de donación estarían haciendo sectores del bajo mundo a Leonel Fernández para financiar n posible regreso al poder.

El periodista cita en sus denuncias a cuatro ex altos oficiales de la confianza del ex presidente de planificar y poner en ejecución todas las diabluras ligadas al narcotráfico que durante los periodos de gobiernos del presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) realizaban estos.

Señala el comunicador que el ex presidente Leonel Fernández Reyna conocía de los problemas y malas artes en que andaban metidos los cuatro altos oficiales a los cuales el gobierno de Estados Unidos les despojó de sus visas, pero en vez de recriminarlos y sancionarlos, los defendió y premió con promociones.

En efecto, cita a el guardaespaldas personal del ex  presidente,  Víctor Manuel Crispín Zorrilla; el jefe de ayudantes militares del presidente, general Héctor Belisario Medina y Medina, el asesor policial Rafael Guillermo Guzmán Fermín, y el director de Desarrollo Fronterizo, general Manuel de Jesús Florentino y Florentino quienes habían sido señalados por el gobierno de Estados Unidos como personas ligadas al narcotráfico.

Estados Unidos, ha sido enterado de todo por organizaciones defensoras de los derechos humanos y por reportajes periodísticos de investigación como involucrados en tráfico de influencias, favoritismos y violaciones a los derechos humanos, sin que su jefe, el presidente Fernández, tomara ninguna medida de sanción o recriminación.

En el caso del guardaespaldas personal del presidente Leonel Fernández, Víctor Manuel Crispín Zorrilla, subdirector del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), es un hombre que siempre ha estado al lado o detrás del presidente Leonel Fernández, y que le acompaña desde los días en que el mandatario era un notable dirigente del Partido de la Liberación Dominicana, aspirante a candidato, pero todavía sin el liderazgo que hoy posee. Siempre de rostro adusto, con gafas oscuras y sumamente discreto. En raras ocasiones se le ha visto sonreír en público.

Crispín Zorrilla fue denunciado por la periodista Nuria Piera, en marzo de 2011, como uno de los beneficiarios de un préstamo de 5 millones de pesos, por parte del Consejo Nacional de Promoción y Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (PROMIPYME), entidad que se supone debe financiar a los micro y pequeños empresarios, y no a los funcionarios.

En ese mismo reportaje se informaba que al mismo tiempo un hermano del guardaespaldas presidencial, de nombre Héctor Bienvenido Crispín Zorrilla, fue favorecido con un préstamo de RD$2.5 millones. A raíz de ese reportaje, que puso en tela de juicio al entonces director de PROMIPYME,  Francis Mejía, y que provocó su destitución, Crispín siguió en su cargo sin ningún inconveniente.

Pero el nombre de Víctor Manuel Crispín Zorrilla también fue mencionado cuando supuestamente se investigaban los vínculos del narcotraficante puertorriqueño José Figueroa Agosto con el DNI y otras instituciones militares y policiales en la República Dominicana, dado que cuando al boricua le fue entregado un carnet de oficial de ese organismo, ya el influyente guardaespaldas presidencial era el subdirector. No obstante, nunca fue incluido en el expediente, ni siquiera como testigo.

Sectores políticos han estado sugiriéndole al ex mandatario que interponga en los tribunales norteamericanos una demanda por alegada difamación e injuria por su alegada difamación e injuria ya que la denuncia se hizo en territorio de los Estados Unidos donde la justicia si es verdad que actúa.

POR LUIS D. SANTAMARIA

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar