Niurca Herrera

Por Ramón Saba

Nació el 9 de marzo del 1964 en Baní, provincia Peravia. Su nombre completo es Niurca Violeidy Herrera Mejía.

Narradora, animadora cultural, cineasta y gran deportista. Licenciada en derecho por la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU); posee además un grado asociado en Ciencias y Artes y una licenciatura en Administración de Negocios Internacionales por la Mercy College, de New York, Estados Unidos de América. Ha desempeñado funciones importantes en el Ministerio de Deportes, tales como encargada del área educativa de los Atletas de Alto Rendimiento, directora del departamento de Deporte Escolar y encargada de la oficina de Equidad de Género; además de directora administrativa de la Liga Nacional de Baloncesto (actualmente laborando en las últimas dos mencionadas).

Niurca Herrera es una dinámica activista cultural y deportiva que comparte su tiempo entre esos dos honorables y sanos espacios de esparcimiento como son los ejercicios de la lectoescritura y los físicos. De un lado se desenvuelve como instructora de negocios para la microempresa, cursa estudios en Administración de Instalaciones Deportivas y diplomados en Gestión Deportiva y Mercadeo Deportivo; y por otro lado participa en varios cursos y talleres de escritura creativa, microrrelatos, poesía, ensayos y novela. Ha sido invitada como conferencista a la Feria del Libro de Trujillo, Perú; y ha colaborado como coordinadora del Pabellón de Talleres literarios, supervisora de pabellones y asistente del director en varias ferias del libro en nuestro país.

Forma parte de los importantes círculos literarios Taller Narradores de Santo Domingo y Mujeres de Roca y Tinta; en deporte del Comité Permanente del Pabellón de la Fama Nacional, además de presidenta del equipo Indias del Sur en la Liga Nacional de Baloncesto Femenina.

En su haber literario ya se cosechan los éxitos de dos magníficos libros de cuentos, los cuales conozco desde que eran inéditos, y que responden a los nombres de Salto al cuento (en franca alusión creativa al baloncesto, su deportivo favorito y en el que ha cosechado infinidad de lauros) y posteriormente Corticos, cortos y no tan cortos. Sus textos aparecen, además, en reconocidas antologías y publicaciones especializadas, tales como El Fondo del Iceberg, Sospecha Colectiva, 13 después de las 6:00, Voces de arena y sal, Abrazos del Sur, Se nos fue poniendo viernes la tarde y La minificción en República Dominicana, entre muchas más, contando conque algunas de ellas han sido editadas en otros idiomas. También vale señalar que Niurca Herrera produjo y dirigió el corto metraje Sueño familiar, basado en un cuento suyo del mismo nombre, el cual trata sobre la deserción escolar en los jóvenes aspirantes a beisbolistas profesionales.

Niurca Herrera ha conquistado laureles de primer orden en el campo deportivo, entre los que podemos mencionar haber sido designada Atleta histórica de la UNPHU, Gloria Nacional del Deporte, Atleta histórica destacada de la Asociación de Baloncesto del Distrito Nacional y reconocimiento por su trayectoria por varios clubes a nivel nacional ya que fue miembro de la selección nacional de baloncesto por más de diez años, lo que le ha valido para ser exaltada a la categoría de inmortal del Pabellón de la Fama de la   provincia Peravia.  Es casi seguro que, con su gran talento narrativo y su hermosa prosa, los premios en literatura no tardarán en llegar también.

El escritor, periodista y académico Rafael Peralta Romero considera que, los cuentos de Niurca Herrera están destina­dos a contarse, y probablemente quienes lo leerán no puedan vencer la tentación de referírselos a amigos y relacionados, porque estos cuentos dejan un regusto que puede convertir a sus lectores en golosos de emociones. Pues ¿para qué sirve la obra de arte si no despierta emociones? En cada uno de sus textos retrata, caricaturiza, dibuja y desdibuja la realidad social dominicana contemporánea. Con asombroso poder de síntesis acopla en breves narraciones los temas hu­manos de todos los tiempos y culturas, con las particularidades de la época actual y el ambiente en el que ella ha vivido.

Finalmente, la escritora y periodista Gabriela Llanos asegura que, con ironía, humor, hondura y hasta crispación, iremos saboreando las historias que Niurca Herrera maneja con técnica, pero especialmente, con emoción. Seguimos adelantando y los relatos ganan en extensión, pero mantienen la intensidad de la primera página: un repertorio de historias divertidas, crudas, con personajes reconocibles, vocabulario de este tiempo, donde lo trascendental sigue siendo aquello que no se cuenta. Ojalá Niurca Herrera disponga de mucho tiempo para, como diría un querido y recordado profesor de escritura, seguir escribiendo así de breve y de bueno.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de un cuento de Niurca Herrera:

Viaje al cielo

  «Gallo embota’o no mata a nadie», dice la señora a la hija, mientras te la sienta en las piernas. Tú no dices nada, no sabes si quejarte por la molestia o gritar de satisfacción. Te quedas tranquilo mientras te depositan el peso de unos glúteos tiernos y bien formados encima de tu hombría. Le preguntas a la señora que hasta dónde llegan. Ella responde: «Hasta el próximo poblado» y se disculpa por el inconveniente. Te explica que está entrada la noche y parece que va a llover. Calculas que será más de una hora con esa carga encima.

 

Por Ramón Saba

Comenta