Niñera dominicana rechaza acuerdo y enfrenta dos cadenas perpetuas

Por Miguel Cruz Tejada martes 6 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ La niñera dominicana Joselyn Ortega, acusada de la muerte de los niños Leo y Lucía (Lulu) Krim de 6 y 2 años de edad, el 6 de octubre de 2012, rechazó un acuerdo propuesto por la fiscalía de Manhattan para declararse culpable de asesinato en segundo grado y una condena perpetua con opción de libertad condicional cuando cumpliera treinta años en la cárcel.

Con 56 años de edad, ahora ella se enfrenta a dos cadenas perpetuas si es declarada culpable en el juicio que comenzará en los próximos días.

Ortega fue examinada por psicólogos privados y contratados por la corte, quienes emitieron diagnósticos disimiles sobre su estado mental, después que su abogada Valerie Van Leer Greenberg, alegara que padece de perturbaciones mentales y no estaba apta para el juicio.

Luego de evaluar los reportes de los especialistas, el juez del caso, Gregory Carro, decidió enjuiciarla.

La selección de los jurados comenzó ayer lunes como primera fase del juicio..

La madre de los menores asesinados, Marina Krim, dijo que llegó de la escuela de artes donde fue a recoger su otra hija y encontró a Ortega en la bañera, con una profunda herida en la garganta y a sus hijos,  en un charco de sangre.

La niñera, nativa de Santiago de los Caballeros, fue procesada y acusada en su lecho de cuidados intensivos en el hospital Presbiteriano del Alto Manhattan, después de presuntamente asesinar a los niños, en el apartamento de un edificio de la calle 75 en Manhattan, donde vivían  con sus padres.

Los fiscales alegan que ella apuñaló a los niños,  porque estaba enojada  con sus padres, debido a  su situación de trabajo con  la madre de las víctimas.

Aunque el juez declaró a  Ortega apta para enfrentar la justicia, se espera que su abogada alegue demencia al menos temporal, en el momento de cometer los asesinatos.

 

Apple Store Google Play
Continuar