Nieve acompañada de frío afecta a Nueva York; habrá cambio de hora este domingo

Por admin viernes 10 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.-Los dominicanos que piensan viajar a esta ciudad y otros estados aledaños como Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania, a partir de este viernes deben venir preparados para enfrentar la nieve que ha estado cayendo, las bajas temperaturas que se siente en el área triestatal, y para el cambio de hora este próximo domingo.

Los neoyorkinos salieron a trabajar ataviados con fuertes abrigos, botas, gorras, bufandas, orejeras, guantes, y otras vestimentas invernales.

En los vecindarios dominicanos de Washington Heights e Inwood, en el Alto Manhattan, varios comerciantes criollos se han adelantado en regar sal frente a sus establecimientos comerciales.

Se esperan varias pulgadas de acumulación en algunos suburbios de la ciudad y para esta tarde concluirá su caída, informo el Servicio Nacional de Meteorología. Las carreteras se presentan peligrosas con condiciones resbaladizas y poca visibilidad.

Una vez que culmine el paso de esta tormenta, ya se estima que otro sistema entrará en el área la semana próxima. Aún así, La Gran Manzana ha recibido menos nieve este invierno en comparación al año pasado. Ahora se han contabilizado 20.5 pulgadas contra las 32.3 caídas durante el 2016.

A partir de las 2:00 de las madrugadas de este domingo se deberá adelantar una hora a los relojes en Estados Unidos, horario que vendría a igualarse al de la República Dominicana.

De este modo comienza el horario de verano. El cambio de hora en territorio estadounidense se efectúa dos veces al año; en marzo y noviembre, primero en la zona horaria del Atlántico, una hora más tarde en la zona Oriental, después en la zona Central, zona Montañosa, zona del Pacífico, y por último en la zona de Alaska. Hawaii y Arizona no tienen horario de verano.

Las fechas de cambio de hora en todo el mundo varían según el país. Son 86 en total los que aplican esta medida para regular el ahorro de energía eléctrica y aprovechar mejor las horas de sol.

Por Ramón Mercedes