Nicaragua carga contra Almagro y CIDH y los acusa de querer asfixiar al país

Por EFE miércoles 19 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, MANAGUA.- El Gobierno de Nicaragua cargó este miércoles contra el secretario general de la OEA, Luis Almagro, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), a los que acusó de querer asfixiar al país.

Los señalamientos fueron hechos por el canciller nicaragüense, Denis Moncada, en una carta dirigida a Almagro y al secretario ejecutivo de la CIDH.

En esa misiva se informa que el Ejecutivo de Daniel Ortega dio por concluida la visita y permanencia del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), entes tutelados por la CIDH.

El canciller nicaragüense señaló a Almagro de participar “en la escalada criminal, injerencista, promoviendo acciones terroristas en el orden político, económico y militar que viola los derechos humanos del pueblo nicaragüense”.

También de promover una campaña “irresponsable, infame y calumniosa” en contra de Cuba, Venezuela y Nicaragua, con lo que “viola la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA)”.

“Su actuación indigna a los países del Hemisferio. Sus palabras mentirosas y violentas demuestran que usted no tiene ni la capacidad ni los méritos para continuar desempeñando el cargo de Secretario General, ni muchos menos de reelegirse en el mismo cargo”, expresó Moncada, un general retirado.

A juicio del diplomático nicaragüense, la actitud de Almagro contra Nicaragua explica el comportamiento de la CIDH, Meseni, GIEI y Oacnudh, “quienes se han constituido en una plataforma de divulgación de información falsa para promover en el ámbito internacional sanciones en contra de nuestro país”.

“Señor Almagro, sus intervenciones antes referidas, demuestran que las acciones realizadas por los organismos de la OEA y la ONU responden a la estrategia de asfixiar al pueblo de Nicaragua”, acusó Moncada.

Agregó que esas amenazas constituyen una violación expresa a la Carta de la OEA y a la Carta de las Naciones Unidas “quebrantando el principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados, promoviendo acciones que atentan contra la paz, la seguridad, la estabilidad y el progreso alcanzados por Nicaragua”.

“Por las razones anteriores, le comunico la suspensión temporal a partir de esta fecha de la presencia y de las visitas” de la CIDH y del Meseni, indicó.

Asimismo, Moncada comunicó que en el caso del GIEI ya expiró el plazo, su objetivo y misión, y en tal sentido “damos por concluido el mandato para la visita y permanencia” en el país.

El Meseni llevaba en Nicaragua desde el pasado 24 de junio y tenía el objetivo de vigilar “la situación de derechos humanos”, y dar seguimiento a las recomendaciones y medidas cautelares emitidas por la propia CIDH.

Para seguir con sus tareas desde Washington, el Meseni “continuará en contacto permanente con las organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, actores estatales y con las víctimas de violaciones de derechos humanos”.

El GIEI, que publicará su informe final sobre la situación en los “próximos días” -según la CIDH-, tiene como meta secundar investigaciones de los hechos violentos sucedidos en este país entre el 18 de abril y el 30 de mayo en base a un acuerdo alcanzado entre la CIDH, la Secretaría General de la OEA y el propio Gobierno de Ortega.

Nicaragua está inmersa en una crisis desde el estallido el 18 de abril de unas protestas que buscan la renuncia de Ortega.

La situación ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo a la CIDH, aunque algunos grupos elevan la cifra a 545 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar