NG Cortiñas asegura hay flotación cambiaria

Por El Nuevo Diario Martes 21 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El economista Haivanjoe NGCortiñas aseguró este martes que el objetivo de la política monetaria hoy díaes la meta de inflación, misma que se adoptó desde principio de 2012, luego queel Banco Central dejara atrás el esquema de metas monetarias que implementó comorespuesta a la crisis financiera de 2003-04.

NG Cortiñas se expresó en esos términos al referirse a laopinión ofrecida por algunos economistas que favorecen dejar libre el mercadode divisas; al respecto señaló que al parecer no se comprende que la actualpolítica monetaria de la República Dominicana se lleva a cabo priorizando lameta de inflación, como el principal objetivo de esa política y que todos losinstrumentos e indicadores monetarios están supeditados al logro de la meta deinflación.

Añadió que en octubre de 2006 la Junta Monetaria aprobó elNuevo Reglamento Cambiario, de conformidad a lo establecido en la Ley Monetariay Financiera número 183-02, marco legal que establece que las operacionescambiarias se enmarcan dentro de los principios de convertibilidad ytransferibilidad, para lo que se asume la libre flotación cambiaria.

Haivanjoe NG sostuvo que el Art. 32 de la Ley 183-02 leotorga mandato al Banco Central para poder comprar y vender divisas, deconformidad con la política y estrategia monetaria vigente, facultad que nodebe interpretarse como una negación al libre mercado cambiario del país.

Entender esa capacidad operativa del Banco Central dentro deun esquema de meta de inflación es fundamental para la estabilidad cambiariadominicana, especialmente a partir del efecto transmisión que existe entre eltipo de cambio y la tasa de inflación que pueda registrarse en la economíadominicana, enfatizó el economista.

NG Cortiñas indicó además que en el actual ciclo económicoque vive la República Dominicana; así como las expectativas del mercadointernacional de divisas, lo mássaludable es continuar apostando a alcanzar el cumplimiento de la meta deinflación, tal y como se ha estado logrando desde que se adoptó en 2012; de noser así, los efectos perversos de la inflación en el país afectarían a lapoblación de menores ingresos, a la tasa de interés y a las decisiones deinversión.

Registrar un nivel de depreciación de la moneda nacionalinferior al presupuestado, hay que verlo como un logro monetario y fiscal y nocomo un espacio para propiciar mayores niveles de depreciación; especialmentecuando nuestra economía no tiene capacidad para incidir en los precios de losproductos que exporta; pero además, porque el turismo, la inversión extranjera,las exportaciones y las reservas internacionales netas han estado creciendo yesos resultados soportan lo acertado de la conducción cambiaria, enfatizó eleconomista.

Haivanjoe NG Cortiñas hizo un llamado a los que promueven laidea de un mayor nivel de depreciación del tipo de cambio del peso con el dólarestadounidense, a que ponderen mejor el factor de la estabilidad y elconocimiento del marco legal cambiario; así como dejarle ese espacio a suautoridad competente, la Junta Monetaria.