“Necesitamos su ayuda”, dicen autoridades en Kentucky tras tornados

Por EFE sábado 11 de diciembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El paso de las horas ha dejado al descubierto la magnitud de la tragedia en Kentucky, uno de los al menos seis estados de EE.UU. golpeados por una serie de tornados en la noche del viernes que han dejado decenas de muertos, a miles de personas sin electricidad y una estela de daños por cuantificar.

“Lo único que puedo decirles en este momento que necesitamos de todos es que necesitamos sus oraciones, necesitamos su ayuda”, dijo, visiblemente conmovido durante una conferencia de prensa junto a autoridades locales, Jesse Perry, juez ejecutivo del condado de Graves, cuya capital Mayfield ha sufrido los mayores estragos.

Sólo en Kentucky se reportaron cuatro tornados en la parte occidental de ese estado, dijo a los periodistas el gobernador Andy Beshear, que vinculó el fenómeno a un sistema de tormentas procedente de Arkansas.

Uno de los tornados, el más catastrófico, puedo haber recorrido unas 227 millas (unos 365 kilómetros), causando daños en al menos 10 condados de Kentucky, entre ellos Graves, aseguró Beshear.

El Centro Nacional de Meteorología de EE.UU. (NWS, en inglés) indicó que la tormenta recorrió “más de 250 millas a través de varios estados (incluidos Arkansas, Missouri, Tennessee y Kentucky)”.

Mayfield, una población de unos 10.000 habitantes en Kentucky, “quedó devastada”, ha advertido Beshear, que declaró el estado de emergencia en ese estado y movilizó a la Guardia Nacional para apoyar en las labores de búsqueda y rescate.

Precisamente en Mayfield es donde puede haber un mayor número de víctimas debido al colapso del techo de una fábrica de velas en la que se encontraban trabajando unas 110 personas.

“Creemos que perderemos al menos a docenas de esas personas”, dijo el gobernador a la prensa.

Una de las personas que quedó atrapada en el lugar, Kyanna Parsons-Perez, calificó la vivido como “lo más aterrador” que ha experimentado.

“Todo cayó sobre nosotros”, aseguró la mujer a medios locales, e indicó que sintieron cómo se balanceaba el edificio “hacia adelante y hacia atrás” a causa del viento y después quedó atrapada junto a varios de sus compañeros.

Al final, fue rescatada por un socorrista tras permanecer inmovilizada debajo de los escombros entre una fuente de agua y una unidad de aire acondicionado. Dijo tener dolor en las piernas y haber sufrido un golpe en la cabeza.

Apple Store Google Play
Continuar