Navarro llama a nuevos profesionales a innovar y aplicar conocimientos bajo criterio ético

Por sábado 4 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- El ministro de Educación, Andrés Navarro, sostuvo que en un mundo de constante cambio y evolución, los profesionales de hoy deben innovar, aplicando nuevos conocimientos y prácticas bajo un estricto sentido ético para “traspasar las barreras de la eficiencia y ser efectivos”, en procura de generar un impacto positivo y agregar valor a la vida de los demás.

Navarro se expresó en estos términos durante la Nonagésima Quinta Ceremonia de Graduación de Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), donde fue el orador invitado y exhortó a los jóvenes graduandos a continuar preparándose, pues la educación y la formación no concluyen con la graduación universitaria, sino que apenas comienza.

“En un mundo como el de hoy, caracterizado por el acelerado proceso de cambios en las tecnologías, en las ciencias, en los métodos e instrumentos de actuación, el profesional que se acomoda a las formas tradicionales de operación, más temprano que tarde queda desplazado, o en el peor de los caos se convertirá en obstáculo para el desarrollo de los demás o la organización a la que pertenece. Para evitar ese peligro es necesario desarrollar el pensamiento lógico y crítico, apostar a la creatividad y estar dispuestos a innovar. Estar fuera de nuestra área de confort, ciertamente duele, nos mantiene tensos, pero a la vez nos fortalece y nos prepara para nuevos retos”.

Navarro manifestó que, en el ejercicio de toda profesión, lo estrictamente moral no es suficiente, y aseguró que además de ser moral se requiere ser ético. “La ética profesional nos remite a traspasar las fronteras de la eficiencia para lograr ser eficientes. No se trata de cumplir simplemente con un horario, unas tareas y unas metas. De lo que se trata es de que el impacto de nuestra actuación profesional y personal, sea positivo sobre todos aquellos que están vinculados a nosotros, ya sea en condición de superiores, de compañeros de trabajo, de dependientes, de clientes, Etc. En algún sentido, la ética profesional nos convoca a agregar valora la vida de los demás”.

El ministro de Educación animó a los jóvenes graduandos a asumir en la vida una actitud para el aprendizaje permanente, ya sea adquiriendo nuevos grados académicos o autoformándose por medio a la lectura o el ejercicio profesional. “Ahora bien, no olviden que la experiencia, personal o profesional, es una oportunidad de aprender y madurar”.

Asimismo, a los invitó a ser humildes, prudentes y acompañar el desarrollo profesional con el espiritual para ser fuente de motivación para el bien, “haciendo de nuestra profesión un medio para sacar de nosotros lo más sano y positivo para el bien de los demás y de nosotros mismos”.

Instó a privilegiar el diálogo como principio fundamental de la interacción personal y profesional, y la colaboración como método transversal de actuación, ya que fomenta el trabajo en equipo y facilita un ejercicio efectivo de la profesión.

Precisamente en esta segunda etapa de la Revolución Educativa del presidente Danilo Medina una de las políticas fundamentales es pasar de un currículo basado en conocimiento, a uno basado en las competencias, en el objetivo de materializar la visión del mandatario, y de la sociedad en su conjunto, de crear una nueva República Dominicana sobre la base de la excelencia en la educación, conscientes de que el sistema educativo es la herramienta más poderosa para construir la equidad y el desarrollo de una sociedad.