Navarro ¡Con el bisturí firme en las manos!

Por Venecia Joaquín lunes 16 de octubre, 2017

Sigo con atención  las actitudes y acciones  del Arquitecto Andrés Navarro. En las instituciones públicas, intenta manejarse con  principios y métodos, que busquen fortalecerlas, para que éstas cumplan su misión de servir a  la población. Parece que no le gusta trabajar desde instituciones sucias y desordenadas. Desde que llega, suele barrer, limpiar, adecentar. Ha ocupado varias posiciones pero  sus luces brillaron con fuerza  en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En la Cancillería, se dedicó a hacer una reingeniería del sistema para  darle a las relaciones diplomáticas un nuevo enfoque, acorde con su misión. Su estadía fue corta, del 2014 al 2016, pero dejó huellas positivas: concientizó el personal sobre su misión; eliminó alrededor de mil empleos botellas, que  impedían el trabajo serio;  dinamizó las relaciones internacionales. Comenzó a recibir  reconocimientos.  En el 2015, el gobierno de la República  China, le otorgó la “Orden de la Estrella Brillante” por sus apreciables aportes  a los lazos diplomáticos y de cooperación.

En el 2016, Navarro  fue designado Ministro de Educación. Llegó conciente de que  la educación no sólo debe basarse en dar conocimientos sino también  valores,  utilizando  profesionales responsables  que dominen el área. Encontró este ministerio  lleno de empleos-botellas tanto en el área docente como administrativa. Inició  la limpieza. Procedió a bloquear salarios a miles de docentes, que fueron detectados como que cobraban sin laborar, ordenando de inmediato la investigación a fondo de estos casos. La tarea es difícil. A diferencia de la Cancillería, en educación está  la Asociación Dominicana de Profesores,  ADP.

La ADP es un organismo que   “en nombre del compañerismo y la solidaridad”  suele arropar males, simular desconocimiento de realidades,  mide fuerza con el ministro de turno,    derrumba planes,   sus reuniones suele hacerlas en horas laborables, afectando la docencia. Nunca he escuchado que promueva actividades para sanear la nomina, ni que  motiven  a  los maestros  a capacitarse, a elevar el nivel educativo, a sentirse orgulloso de su misión. Su fuerte  es luchar por aumentos salariales para “mansos y cimarrones” aunque le reste entusiasmo a quienes aman su trabajo.

Todo parece indicar que la ADP se maneja con criterios comerciales. Más que calidad en el maestro, le conviene  la cantidad. De ellos recibe una cuota  mensual que se dice asciende a 28 millones de pesos. Además, tiene una cooperativa de servicio. Se presume que maneja mil trescientos  millones de pesos por concepto de préstamos y venta de artículos a los maestros ¡Tremendo negocio! No se sabe como la manejan. Para que su negocio prospere,  lo único que le conviene es  que ingresen maestros a la nomina y que les aumenten el sueldo.  Su prioridad no es limpiarla para que los alumnos reciban  enseñanza de calidad y los maestros proyecten dignidad y respeto.

Cuando la ADP decide acompañar el Ministro en una investigación, lo hace buscando artimañas para que su cliente salga libre. Retuercen informaciones, justifican y amenazan con paralización total  aunque afecten los estudiantes. Si pensaran en los alumnos, demostrarían deseos de sanear y fortalecer el sistema educativo, abogarían por maestros ejemplares.

La educación es determinante para el desarrollo de los pueblos.  Navarro desnudó el sistema educativo. No hay calidad, falta orden. Tiene miles de “botellas”  ¿Qué hacer? ¿Limpiar el fango o saltarlo?  Dicen que hará una Evaluación del Desempeño Docente 2017, junto a la ADP; que pretenden diagnosticar el ejercicio profesional, hacer planes para elevar la calidad, aplicar incentivos. Veremos.

Para el Ministro, lo  más fácil es “pactar” con la ADP. De lo contrario,  corre el  riesgo de que hasta  el Congreso lo interpele,   fabriquen un expediente acusándolo de corrupción y   terminen enviándolo a  la cárcel. Hemos vivido la experiencia.

Sanear el Ministerio de Educación requiere de firmeza y  coraje. Navarro ha demostrado  valentía  al desnudar los males. Ahora tiene dos  alternativas: efectuar cambios estructurales o mantener el sistema. Pido a Dios que le permita tomar con firmeza   el bisturí en sus manos  y comience a extirpar todo lo podrido que encuentre; que no se vea  precisado a cubrir el enfermo con el mismo manto, poniéndole  como médico de cabecera la ADP.

Navarro,.. eres una esperanza  ¡no permita que te tumben el pulso!

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar