Nastase, el “bufón de los Cárpatos” fue sancionado por insultos y comentarios sexistas

Por admin Martes 25 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, BUCAREST.-El extenista rumano Ilie Nastase, conocido como el "bufón de los Cárpatos", ha sido sancionado por la Federación Internacional de Tenis por sus insultos y comentarios sexistas, lanzados, además, como capitán del equipo rumano de la Copa Federación, el último de un largo historial de incidentes.

Nastase, de 70 años, con dos títulos de Grand Slam, el Abierto de Estados Unidos en 1972 y el Roland Garros en 1973, y finalista de la Copa Davis con Rumanía en 1969, 1971 y 1972, fue incluso número uno del tenis mundial durante en 1973.

Pero su talento con la raqueta siempre estuvo ensombrecido por un comportamientos que rozaba lo antideportivo y unos comentarios salidos de tono que llevaron a apodarle "Nasty", el sucio.

Nastase era conocido por pelearse con los árbitros, lanzar las zapatillas contra jueces de línea o amenazar a periodistas. Uno de sus incidentes más conocidos se produjo en 1976 en Palm Springs (EEUU), cuando le mostró el trasero al arbitro, que lo descalificó.

Muchos tenistas se quejaban de que Nastase utilizaba ese comportamiento para poner nerviosos a sus rivales y sacarlos del partido.

Su descaro y escasos modales, sin embargo, eran ensalzados por algunos como una señal de rebeldía en un mundo del tenis que durante años se percibió como algo encorsetado.

En 1985 se retiró, fue capitán del equipo rumano de la Copa Davis y presidente de la Federación rumana durante 11 años, pero su comportamiento insolente y a veces arrogante no se ha atemperado con la edad.

En una rueda de prensa el viernes se le oyó decir sobre el futuro bebé de la embarazada Serena Williams, una de las tenistas más laureadas de la historia: "Veremos qué color tiene. ¿Chocolate con leche?".

Williams ha tildado sus comentarios de racistas y una demostración de que, pese a lo que el mundo ha avanzado, aún queda mucho que hacer para luchar contra los prejuicios.

"Me decepciona saber que vivimos en una sociedad donde gente como Ilie Nastase puede hacer esos comentarios racistas sobre mí y mi bebé aún no nacido, y otros comentarios sexistas hacia mis compañeras", expresó Serena Williams en su cuenta de "Instagram".

En esa misma rueda de prensa el capitán rumano de la Copa Federación se insinuó a la seleccionadora británica. Pidió su número de habitación y le puso la mano alrededor de los hombros.

Sin embargo, fue durante la eliminatoria por la permanencia en el Grupo Mundial ante Reino Unido cuando Nastase perdió los papeles.

La británica Johanna Konta, que se medía a Sorana Cirstea, se mostró molesta con el estruendoso público rumano.

Konta pidió calma y Nastase espetó hacia el juez de silla: "No estamos en la ópera, ¿Cuál es tu jodido problema?". Además, llamó "putas zorras" tanto a Konta, que se echó a llorar, como a la capitana británica, Anne Keothavong.

"Todo viene del hecho de que, cuando era uno de los mejores tenistas del planeta, se le permitió muchas cosas. Una vez que ha pasado el tiempo, todo lo que parecía original se ha convertido en censurable", explica a Efe Ovidiu Ioanitoaia, un veterano periodista del diario deportivo Gazeta Sporturilor.

"Lo que fue pintoresco una vez, original, se transformó en grotesco, en propio de un villano; el rebelde simpático ha perdido su encanto y ya no divierte sino que más bien molesta", prosigue Ioanitoaia, quien considera reprochable su comportamiento.

Como es reincidente, Nastase afronta posiblemente una suspensión de por vida, una decisión que sucede rara vez. Durante el cruce, fue expulsado y la rumana Simona Halep tuvo que pedir calma al público para que se reanudara el enfrentamiento.

Ioanitoaia recuerda que el legendario tenista también insultó al juez de silla y siguió el partido desde la grada en Johannesburgo en 1994, cuando era capitán de Rumanía de Copa Davis.

Nadia Comaneci, la leyenda de la gimnasia mundial, dijo que Nastase era responsable de lo que había dicho y que en el deporte es importante no perder el respeto ni el buen comportamiento.

Después de ese reproche, añadió: "algunas veces dice cosas que no piensa en realidad" y "todo el mundo en Rumanía quiere a Ilie porque es Ilie".

Por su parte, el ex futbolista Gica Hagi criticó a la jugadora británica: "Nunca me he quejado del arbitraje, soy un luchador, no soy Konta que llora y se marcha del terreno de juego."

La Federación Internacional de Tenis deberá tomar una decisión definitiva tras suspenderlo de manera provisional.

"No participará en la Copa Federación de ninguna manera con efecto inmediato y se le deniega el acceso y la acreditación a cualquier evento de la FIT, incluida la Copa Federación", subrayó el comunicado del organismo deportivo.