Nadadora olímpica brasileña sigue hospitalizada tras caerle un árbol encima

Por admin Viernes 10 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAO PAOLO.- La nadadora olímpica brasileña Larissa Oliveira continúa hospitalizada tras superar con éxito una cirugía en el muslo derecho, donde sufrió un profundo corte de 30 centímetros como consecuencia de la caída de un árbol sobre el coche en el que viajaba, informaron hoy fuentes médicas.

"Oliveira sigue internada y su estado es estable", señalaron a Efe fuentes del Hospital Albert Einstein, en Sao Paulo, donde está internada desde la noche del miércoles.

El accidente ocurrió durante el fuerte temporal de lluvias que tuvo lugar ese día en la capital paulista, cuando el tronco de un eucalipto se partió y cayó desde una altura de más de diez metros hasta alcanzar el vehículo de la nadadora, de 24 años.

Oliveira sufrió un corte de 30 centímetros que le rompió parte de las fibras musculares del muslo derecho, lo que le obligó a pasar por el quirófano.

"La paciente pasó por un procedimiento quirúrgico a raíz de la herida del muslo derecho. Sigue internada para tratamiento clínico y su estado general es bueno", apuntó el último boletín médico de la clínica divulgado en la tarde del jueves.

Los servicios médicos estiman que la deportista, que participó en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y se preparaba para el Campeonato Mundial de Natación previsto para el segundo semestre de este año en Hungría, pueda volver a los entrenamientos en un plazo de dos meses.

Oliveira rompió en abril del año pasado el récord sudamericano en los 100 metros libres de natación con una marca de 54.03 segundos, durante el Trofeo María Lenk, el campeonato brasileño que era la última prueba clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

En ese mismo torneo, también consiguió romper otro récord sudamericano en los 200 metros libres al parar el cronómetro en 1:57.37.