Museo de arte colombiano reabre sus puertas reivindicando a Rogelio Salmona

Por Carlos Luis Baron Sábado 25 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BOGOTA.- El Museo de Arte Moderno de Bogotá (MamBo) reabre hoy sus puertas buscando "reconectarse" con el público de la capital colombiana después de embarcarse en una reforma que reivindica la obra del autor de su edificio, el arquitecto colombiano de raíces franco-españolas Rogelio Salmona.

El museo ha remodelado su acceso principal y la sala Marta Traba, que lleva el nombre de la crítica de arte argentina que impulsó la creación de ese centro cultural en los años 50.

"Tenemos un año de grandes noticias por delante", explicó a Efe la directora del MamBo, Claudia Hakim, que recordó además que el museo participará en el Año Colombia-Francia con la muestra "Francia territorio liquido" una exposición centrada en Daniel Buren.

Asimismo Hakim recordó que los planes de ampliación del MamBo siguen en la mente de sus responsables.

"Tenemos la ilusión de podernos ampliar como ya se planteó once años atrás sobre un lote que tenemos al lado del museo para crear un centro cultural muy grande, esa es la ilusión de todos", destacó.

Tal y como explican los responsables de la reforma que ha experimentado el interior del MamBop, su intención es hacer del museo una institución "abierta" a todos los bogotanos.

"Se unió el antiguo acceso con la Sala Marta Traba para crear un gran atrio de entrada abierto al público, donde estará la tienda, el restaurante y la recepción del museo, así como partes de las exposiciones que se exhiban en cada momento en el MamBo", destacó en un comunicado Laura Aparicio, arquitecta responsable de la reforma.

Según sus impulsores, la reforma del museo pretende darle "una nueva cara" que invite a ciudadanos y turistas a entrar a un museo que se vuelve "a poner de pie".

"Nunca me imaginé que acabaría transformando un edificio de Salmona, pero tenía la sensación de que el edifico estaba muy caído, así que para mí fue una gran oportunidad y un honor", agregó Aparicio, que asegura que su objetivo fue crear un espacio "digno" de un edificio "tan bonito".

La inauguración del nuevo espacio, en el que dominarán las formas limpias y los colores blanco y gris del concreto original de la obra, coincidirá con el inicio a la programación del museo para el año 2017, que empezará con la nueva exposición de Jim Amaral, Olga de Amaral y Ricardo Cárdenas.

La primera muestra del año, titulada "De la línea al espacio", parte del concepto de la línea como "medio esencial de la creación" y presenta formas diferentes en las que estos artistas han tomado esta idea y la han adaptado al espacio para transmitir sus inquietudes acerca de la vida, el mundo y el arte en sí.

Las obras que llenaran el nuevo MamBo, que reforzará también su conexión con el reformado Parque del Bicentenario de la capital colombiana, buscan "interactuar" con los visitantes, cuestionarlos e implicarlos en ellas mismas.

Entre las obras destaca una creación de Ricardo Cárdenas; una "selva" de mangueras de plástico amarillo aparentemente impenetrable que supone un paso más en la obra del artista, que ya ha recurrido a este recurso en otras ocasiones con gran éxito.

Con su reforma y la nueva propuesta expositiva el MamBo quiere emprender un proceso de "profundo cambio" en esta institución cultural.