Mujeres denuncian que fueron agredidas por el fiscal general de Nueva York

Por EFE lunes 7 de mayo, 2018

EL NUEVO DIARIO, Nueva York.- Cuatro mujeres han denunciado que el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, con quien aseguran sostuvieron una relación sentimental, las agredió físicamente en varias ocasiones, reveló este lunes la revista The New Yorker.

La publicación menciona que sOlo dos de las involucradas, identificadas como Michelle Manning Barish y Tanya Selvaratnam, han hecho públicas sus presuntas experiencias con el fiscal general, ya que aseguran que al hacerlo “protegen a otras mujeres”.

Según los testimonios de Manning y Selvaratnam, en sus encuentros con Schneiderman, este las agredió sin su consentimiento, frecuentemente cuando estaban en la cama y después de haber ingerido licor, y aunque no lo reportaron con la policía, sí requirieron asistencia médica, tras ser abofeteadas en el oído y rostro.

El fiscal general de Nueva York es una figura que ha destacado en el movimiento contra los abusos sexuales surgido en Estados Unidos el año pasado tras las denuncias que afectaron al productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Selvaratnam, que mantuvo una relación con el fiscal entre el verano del 2016 y el otoño del 2017, asegura que Schneiderman le advirtió que podía hacerla seguir e interceptar su teléfono.

Manning Barish asegura que estuvo vinculada con Schneiderman desde el verano del 2013 hasta Año Nuevo de 2015.

Ambas aseguraron a The New Yorker que el fiscal general de Nueva York presuntamente les amenazó con matarlas si rompían (la relación) con él.

The New Yorker señala igualmente que una tercera mujer, que también alega sostuvo relación romántica con Schneiderman, aseguró a Manning Barish y a Selvaratnam que ella fue objeto repetidamente de violencia física no consentida pero no lo denuncia porque le tiene miedo.

Una cuarta mujer, que prefiere el anonimato, a la que la revista se refiere como una abogada que ha ocupado importantes posiciones en el campo legal, ha asegurado que tras rechazar los avances que le hizo el fiscal, éste la abofeteó con tanta fuerza que le dejó una marca que aún tenía en su rostro al día siguiente.

Manning Barish y Selvaratnam aseguraron a la revista que cuando Schneiderman usó el poder de la oficina que dirige para asumir un papel destacado en el movimiento #MeToo contra los abusos sexuales su angustia y enfado aumentó.

“Su hipocresía es épica (…). Ha engañado a tanta gente…”, sostiene Manning Barish.

El fiscal general ha negado haber abusado a ninguna mujer y en un comunicado enviado a la revista indicó: “En la intimidad de una relación me he involucrado en un juego de roles y otras actividades sexuales consensuales”.

Pero también rechazó haber agredido a alguien y haberse involucrado “en sexo no consentido”, algo que, sostiene “es una línea que no podría cruzar”.

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar