Mueren cinco jóvenes en Senegal tras estallar una mina terrestre en Casamance

Por EFE sábado 23 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, DAKAR. -Cinco jóvenes murieron y seis resultaron heridos en Senegal tras estallar una mina terrestre después de pasar por encima la carreta en la que viajan en la región sureña de la Casamance, afirmó este sábado el Ejército del país africano.

El incidente tuvo lugar en la aldea de Kandiadiou, situada en la comuna de Bignona, ubicada en la región de Ziguinchor, cuando las víctimas regresaban de la oración del viernes en la mezquita, recogió la Agencia de Prensa de Senegal (APS).

En declaraciones al portal local emedia.sn, el director del Centro Nacional Antiminas de Senegal, coronel Barham Thiam, señaló que una investigación determinará si se trata de una nueva mina o una antigua.

“Estamos instalados desde 2008. Estamos en proceso de realizar el desminado humanitario de acuerdo con la Carta de Ottawa sobre minas antipersonal”, declaró Thiam al señalar que las labores se realizan en las regiones sureñas de Ziguinchor, Sédhiou y Kolda.

La región de Casamance es escenario de una rebelión armada, considerada actualmente un conflicto de baja intensidad, que tiene lugar desde 1982 entre el Gobierno y el Movimiento de las Fuerzas Democráticas de Casamance (MFDC).

El MFDC reclama la independencia de esta región, separada del resto del país por la vecina Gambia y que se ha sentido históricamente abandonada por el Ejecutivo central.

A diferencia del norte del país, más árido, el sur de Senegal cuenta con tierras fértiles y es muy rico en recursos forestales, siendo el tráfico ilegal de madera en los últimos años la principal fuente de ingresos del MFDC, según un informe de la ONG británica Agencia de Investigación Ambiental (EIA).

Casamance fue la zona más turística del país por sus bosques y playas y, aunque la rebelión independentista ha limitado su potencial, ha disfrutado de largos periodos sin incidentes violentos.

No obstante, catorce leñadores fueron asesinados en enero de 2018 por hombres armados que, ese mismo mes, también robaron a cuatro turistas españoles tras parar el vehículo en el que viajaban.

La crisis en Casamance causó cientos de muertes y forzó a decenas de miles de personas a desplazarse o refugiarse en Guinea-Bisáu y Gambia.

No obstante, en los últimos años el Ejercito senegalés ha realizado en varias ocasiones -la última en junio de este año- operaciones militares con el objetivo de neutralizar a los rebeldes que se refugian en la zona, permitir a las poblaciones volver a sus hogares y luchar contra las actividades ilícitas de las bandas armadas.

Apple Store Google Play
Continuar